21 de marzo de 2020 00:05

Independiente también le puso el sello español al equipo femenino

La entrenadora de Independiente, Marías Jesús Cores, en un entrenamiento en Sangolquí. Fotos: Vicente Costales / EL COMERCIO

La entrenadora de Independiente, Marías Jesús Cores, en un entrenamiento en Sangolquí. Fotos: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Martha Córdova. Redactora (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Actitud y lucha. Vértigo y concentración. Trabajo colectivo y mucho carácter. Esa es la firma que tienen los equipos que dirige María Jesús Cores, que este año dirigirá al Independiente del Valle femenino en la Superliga.

La entrenadora, de 34 años, prefiere que le digan ‘Susú’. Brinda confianza, pero sobre todo muestra profesionalismo. “A las jugadoras les pido que, durante las dos horas que dura el partido o el entrenamiento, haya concentraron en el trabajo y entiendan el porqué de las tareas asignadas. No admito que no luchen hasta el final, que se rindan por un error. El partido hay que pelearlo hasta el final”, añade la entrenadora española.

Llegó hace un mes a Ecuador gracias a una recomendación de Iván Vásquez, responsable de las formativas de Independiente. Aceptó el reto porque creía que era el momento para asumir un cargo fuera de su país. “No pensé dos veces y acepté”. Y cree no haberse equivocado, porque se encontró con un club “que apoya al equipo femenino y con jugadoras con ganas de aprender”.
Y también llegó a un club que tiene un título de Copa Sudamericana, una Libertadores Sub 20 y un final de Copa Libertadores con el primer equipo.

“Los objetivos con el equipo femenino son ganar la Superliga y clasificarse a la Libertadores femenina. Vamos a luchar por ello, porque vine conociendo que esa es la meta. Tenemos la mejor plan­tilla, pero los partidos hay que jugarlos”.

Trabajó con la mayoría del plantel, no pudo hacerlo con las cinco jugadoras de la Selección Sub 20 que disputó el Sudamericano en Argentina:
Marthina Aguirre, Karen Flores, Amaranta Delgado, Emely Arias y Keyla Intriago. Sí lo hizo con la base de juveniles que tiene el club y las jugadoras que llegaron este año, como Jannina Lattanzio, Mayerli Rodríguez y Karla Capurro. También con la venezolana Yosneidi Zambrano.

No sabía nada del fútbol ecuatoriano femenino, así que ha procurado conocer a equipos y entrenadores por medio de videos. “En el plantel contamos con jugadoras con buenos fundamentos técnicos y físicos. Estamos trabajando en el aspecto táctico. Ellas están dispuestas a aprender”.

Ella maneja sus propios lineamientos en sus conceptos de fútbol. Es partidaria de que sus equipos jueguen “con mucha intensidad. Con salida desde campo propio, posesión de balón y en los metros finales ser agresivos, para así finalizar rápido las jugadas”.

“Un equipo debe jugar con mucho carácter”, dice. Y recuerda su etapa como jugadora. Lo hizo desde niña, a los 14 años ya defendía a la selección de Galicia y jugó hasta los 28. “Fui delantera, pero los mejores años de mi carrera fueron como defensa central”.

Jugaba y estudiaba para lograr su título de entrenadora, porque sentía que los equipos femeninos debían ser dirigidos por mujeres. “En España, bastaba con ser hombre para dirigir a las chicas, no importaba si tenía conocimientos o no”.
Y, como el balón da vueltas y vueltas, el año pasado fue la primera entrenadora mujer al frente de un equipo masculino. Se trató del equipo Sub 15 del Boimorto CF, en La Coruña. “El fútbol ha evolucionado para nosotras, hemos dado muchos pasos pero aún debemos dar más”.

En este mes que está en el país dice solo haber visitado las canchas de la Universidad San Francisco, socio de Independiente del Valle femenino, Cumbayá y Tumbaco. Ha disfrutado de un buen cebiche, y comparte lugar de alojamiento con las jugadoras juveniles que no son de Quito. “Me gusta conocer a las jugadoras y esa es una muy buena oportunidad”.

También le ayuda a sofocar los momentos de melancolía cuando recuerda a sus familiares y amigos, que están al otro lado del Atlántico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)