Un militar es asesinado durante robo a un bus en Guayaquil
Video muestra el momento que asesinan a guardia en Guayaquil
Fausto Salinas: ‘El caso de los narcogenerales creo …
Nelson Proaño: ‘Necesitamos equipos satelitales para…
Fiestas propagaron la viruela del mono en Europa
Bus escolar choca y se vuelca en Bastión Popular, Guayaquil
Sismo registrado en Perú se sintió en varias zonas d…
Tiroteo en Texas: la heroína de 10 años que murió ll…

Cinco razones por las que Independiente fue el campeón 2021

Jonathan Bauman se unió al club a mitad de temporada y es el goleador de torneo. Foto: Cortesía de Independiente del Valle

Independiente del Valle superó al Emelec en las finales para convertirse por primera vez en campeón del fútbol ecuatoriano. Rayados y eléctricos fueron los mejores de la temporada, pero en los cotejos finales los de Sangolquí supieron imponerse con un marcador global de 4-2.

Las efectivas contrataciones a mediados de año, la continuidad en su idea futbolística y un proyecto que se ha convertido en modelo de gestión son algunas de las razones del éxito en este 2021. A continuación, cinco razones por las que el IDV ganó el título de campeón en Ecuador.

Un título ganado con experiencia y juventud

A mediados de año en el IDV resolvieron que el equipo debía reforzarse para intentar ganar el título. A la buena base de jugadores jóvenes, se sumó gente de experiencia como el goleador argentino Jonatan Bauman que se destacó en el primer semestre en el Mushuc Runa. El ariete calzaba perfecto en el esquema del DT Renato Paiva y lo contrataron. También se sumaron Junior Sornoza, Fernando Gaibor y José Angulo, futbolistas probados en finales dentro y fuera del país.

Estas contrataciones, sumadas a la veteranía del capitán Cristian Pellerano, la solvencia de Richard Schunke y la juventud de Moisés Ramírez (21 años), José Hurtado (19), Jhoanner Chávez (19) entre otros, sumó para que el plantel se impusiera en la segunda etapa y luego se llevara el campeonato.

Al ganar la segunda etapa se perfilaron como favoritos

Los equipos de fútbol que ganan la segunda etapa del campeonato ecuatoriano tienen más opciones de ganar el título, según las estadísticas. Emelec se impuso en la primera fase del torneo, pero el IDV lo hizo en la segunda. Con eso, su momento futbolístico era en principio mejor que su rival para la disputa del título en partidos de ida y vuelta.

El campeonato se jugó con dos etapas y una instancia final en 13 ocasiones (sin contar las ediciones en que se jugaron liguillas para definir al campeón).

En seis de esas ediciones, los clubes que terminaron primeros la segunda etapa también fueron campeones, en la final. Solo tres que conquistaron la primera fase, se llevaron el título. 

La continuidad de una idea de juego

El portugués Renato Paiva y su cuerpo técnico festejan el título conseguido el 12 de diciembre del 2021. Foto: Franklin Jácome/ Agencia Press South

El IDV juega en la Serie A desde el 2010 y desde el inicio sus dirigentes buscaron hacer las cosas de una manera eficiente. Fue así que para el finales del 2015 varios dirigentes y entrenadores del club viajaron a Catar y tuvieron una primera experiencia con personal de la afamada Academia Aspire. Con ellos, según recordó el gerente deportivo Roberto Arroyo fueron desarrollando un modelo de juego que en el club se aplica en todas sus categorías, desde la Sub 12 hasta el equipo de Primera.

Incluso, para contratar a los directores técnicos se analiza que estos se apeguen a esa filosofía de juego. Fue así que a inicios del 2021 se presentó al DT portugués Renato Paiva, quien llevó al elenco rayado a ganar su primer título en Ecuador. Paiva reemplazó en el cargo al español Miguel Ángel Ramírez, quien fue el estratega en la conquista de la Copa Sudamericana en el 2019.

Una sólida infraestructura y un estadio nuevo

El equipo del Independiente del Valle festeja el título con sus hinchas, en el estadio Banco Guayaquil, el 13 de diciembre del 2021. Foto:
Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Independiente del Valle, que ya era conocido por su amplio complejo deportivo con siete canchas para los entrenamientos, con instalaciones para que sus jugadores juveniles puedan estudiar y vivir, dio un paso más grande este año al inaugurar el estadio Banco Guayaquil, con una capacidad para 12 mil aficionados.

El estadio permite a los clubes de fútbol ampliar su ventaja como locales, pues los jugadores se familiarizan con detalles del estado de la cancha. Además, contar con un escenario propio los beneficia en aspectos económicos por el manejo de taquilla y publicidad.

En el estadio Banco Guayaquil el IDV se impuso 3-1 al Emelec, en la final de ida, lo que fue clave para la conquista del campeonato. Con ese triunfo fue suficiente el empate (1-1) en Guayaquil para alcanzar la corona.

Un modelo diferente en Ecuador

Los éxitos deportivos del IDV se cimentan también en su innovador modelo de gestión, que tiene entre sus pilares la formación integral y académica de los jugadores juveniles. En la residencia del Centro de Alto Rendimiento reciben vivienda, educación y alimentación más de un centenar de jóvenes, entre los 12 y los 18 años. La mayoría provienen de provincias de la Costa, sobre todo Esmeraldas, Guayas y Manabí.

Es más, para este nuevo ciclo lectivo el club empezó una alianza con el ReinventED Schools, que tiene una renovada manera de enseñar con la que se potencia la toma de decisiones y la autonomía de cada estudiante. En la actualidad hay 120 estudiantes. Seis son mujeres que militan en las Dragonas, el equipo femenino del IDV.