1 de diciembre de 2018 17:02

George H.W. Bush, uno de los mejores deportistas que llegó a la Casa Blanca

El hijo del expresidente George H.W. Bush lo anunció en un comunicado en su cuenta de Twitter. Foto: archivo / AFP

El hijo del expresidente George H.W. Bush lo anunció en un comunicado en su cuenta de Twitter. Foto: archivo / AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La muerte del expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush (1989-1993), fallecido el viernes a los 94 años, dejó al mundo del deporte sin uno de los mejores atletas que llegó a la Casa Blanca y el que más lo apoyó con su imagen y presencia en todo tipo de eventos.

Aunque su gran pasión era el béisbol, lo jugó desde colegial, siempre apoyó también al fútbol americano, al baloncesto de la NBA, el golf y el tenis.
El 41 mandatario en la historia de Estados Unidos, jugó como inicialista zurdo en las dos primeras Series Mundiales Universitarias con el equipo de béisbol de Yale.

En 1947, su equipo participó en la Serie Mundial al vencer al de Fordham, donde jugaba como jardinero Vin Scully, quien más tarde se convertiría en el narrador de los partidos de los Dodgers de Los Ángeles y ahora forma parte del Salón de la Fama del Béisbol.

El equipo de la Universidad de Yale perdió las dos Series Mundiales Universitarias ante Cal en 1947 y frente a USC en 1948.

Bush, capitán del equipo de 1948, mantuvo su viejo guante de béisbol de Yale en un cajón del escritorio de la Oficina Oval durante sus cuatro años en la Casa Blanca.

Cuando se le preguntó qué aprendió jugando al béisbol en Yale, Bush dijo: “La importancia del trabajo en equipo y trabajar juntos para lograr un objetivo común”.

Bush siempre continuó su conexión con el pasatiempo nacional, con una afinidad especial por los Vigilantes de Texas, del que su hijo y también presidente George W. Bush fue copropietario.

El 28 de octubre de 2017, los dos expresidentes abrieron el Juego 5 de la Serie Mundial entre los Dodgers y los Astros en Houston, con su hijo George W. que hizo el primer lanzamiento y George H.W. diciendo la tradicional expresión de “jugar a la pelota”.

“Los Astros tuvieron el gran privilegio de hospedar al presidente Bush y su esposa Barbara en los partidos del equipo de Houston durante muchos años”,
dijo el equipo en un comunicado.

“Como aficionados leales, se quedaron con nosotros durante los años difíciles y estuvieron allí para celebrar el primer campeonato de la Serie Mundial de Houston en 2017. A medida que nuestra nación llora su muerte, toda nuestra organización de Astros envía un sincero pésame a la familia Bush. Lo extrañaremos mucho”.

El abridor estelar de los Astros Justin Verlander y el ala defensiva de los Texans de Houston J.J. Watt han sido los primeros en darle tributo a la memoria de Bush a través de las redes sociales por su apoyo al deporte.

Por su parte, la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) también dio a conocer hoy un comunicado oficial en el que el comisionado Roger Goodell destaco la figura del presidente Bush y su compromiso y apoyo con el deporte profesional.

“Fuimos testigos de su integridad, humildad y sentido del humor en varias ocasiones, incluso en el Super Bowl XXXVI en Nueva Orleans, donde participó en la ceremonia de lanzamiento de monedas y ayudó a los estadounidenses a comenzar a recuperarse de la tragedia del 11 de septiembre”, señaló el comunicado.

“Su apoyo fue fundamental para lograr la disputa de dos Super Bowls en su querido Houston, donde él, junto a la exprimera dama Barbara Bush, arrojó la moneda antes del Super Bowl LI (2017). Y, en 2016, el Presidente y la Sra. Bush se unieron a la NFL en la reunión de otoño en Houston, para mostrar su apoyo al fútbol y a la ciudad”, subrayó Goodell.

“El presidente Bush fue un verdadero amigo de la NFL y aficionado que entendió el poder de los deportes para unir a las personas. Toda nuestra liga está agradecida por este hombre extraordinario, cuya vida estuvo dedicada a nuestro país y su gente y cuyo legado es una América y un mundo lleno de libertad y oportunidades. Él será muy extrañado”, concluyó la NFL.

El golf es también una parte importante en el legado de George H.W. Bush. El trofeo de la Copa Walker fue donado por, y en nombre de su abuelo, George Herbert Walker, quien dirigió la Asociación de Golf de los Estados Unidos.

Bush se desempeñó como presidente del programa First Tee para golf juvenil y fue incluido en el Salón de la Fama del Golf Mundial en el 2011 bajo la categoría de Aportación al Deporte. Jugó con estilo, a menudo en los campos cercanos a Walkers Point, su casa de vacaciones en Kennebunkport, Maine.

Bush conservó su espíritu aventurero durante toda su vida. A pesar de sufrir de parkinsonismo vascular, celebró su cumpleaños número 90 saltando en paracaídas desde un helicóptero cerca de su casa en Kennebunkport.

Como piloto de la Armada en tiempos de guerra, que una vez se vio obligado a lanzarse en paracaídas para salvar su vida en aguas enemigas, celebró los cumpleaños 75, 80 y 85 de la misma forma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)