14 de marzo de 2020 00:05

Futbolistas vuelven a las aulas para ser técnicos

Los futbolistas Diego Armas (der.) y Christian Cruz (segundo, der.), en clases del Instituto Superior de Fútbol. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Los futbolistas Diego Armas (der.) y Christian Cruz (segundo, der.), en clases del Instituto Superior de Fútbol. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carlos Augusto Rojas
rojasc@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Anhelan adquirir nuevos conocimientos para continuar vinculados al fútbol, cuando llegue el inevitable día del retiro. Christian Cruz, Diego Armas y Hólger Matamoros, quienes militan en clubes de la Serie A, también asisten a clases para titularse como directores técnicos.   

Sin descuidar su trabajo como futbolistas, buscan formarse académicamente. Lo hacen en el Instituto Superior Tecnológico de Fútbol de Quito.

El ‘Chavo’ Cruz, lateral de LDU, recuerda que en la época del colegio, en el Vicente León de Guayaquil, le costaba encontrar estímulos para acudir a clases. En su adolescencia ya combinaba las aulas con sus prácticas en las formativas del Barcelona SC.

Ahora, sin embargo, tiene muchas expectativas. “Hay que aprovechar que estoy jugando y obtener un título. Creo que esto es importante para continuar con la senda del fútbol”, confesó el zurdo, ataviado con un calentador negro, durante un receso de sus clases de nivelación, en las que participan también otros 64 aspirantes a entrenadores.

Los futbolistas Diego Armas (der.) y Christian Cruz (segundo, der.), en clases del Instituto Superior de Fútbol. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Para el guayaquileño, la idea de estudiar surgió desde el año pasado. Entonces solicitó asesoría a Franklin ‘Mago’ Salas, uno de los asistentes de Pablo Repetto en el primer equipo de Liga y quien estudió en este centro de formación. “Le comenté a mi esposa la posibilidad de estudiar, porque es algo que quiero para el futuro. Con los años me gustaría abrir una escuela de fútbol y enseñar a los niños”, asegura el defensa, quien espera ganarse otra vez un lugar en la oncena titular de los universitarios.

El deportista de 27 años llegó a Liga en el 2018, proveniente del Guayaquil City. En la ‘U’ supo adueñarse de la banda izquierda, pero a finales de agosto del 2019, durante un cotejo de Copa Libertadores ante Boca Juniors, se fracturó el tobillo y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

En la actualidad, el porteño ha retornado a las prácticas con el equipo de reserva. Mientras continúa sus estudios, se esfuerza para ser tomado en cuenta por el DT.

Entre los nuevos aspirantes a estrategas está también el quiteño Diego Armas, de 29 años, de la Universidad Católica. El volante creativo, que realizó sus formativas en LDU, toma como un reto su vuelta a las aulas. “Es una meta personal que me he propuesto: obtener un título y seguir vinculado al fútbol, porque esto me apasiona”.

El habilidoso jugador ya se inscribió en el Instituto, cuando militaba en Espoli en el 2010, pero esa temporada el equipo trasladó su sede a Santo Domingo y no pudo continuar en clases. “Ahora, con mi familia, he tomado la decisión de empezar nuevamente. Cuento con su apoyo”, aseguró.

En este nuevo ciclo de estudios también está inscrito el experimentado Hólger Matamoros, de El Nacional. El volante machaleño de 35 años ha militado en Emelec, Liga de Quito, Barcelona, D. Cuenca, entre otros clubes. La ‘Chicharra’ quiere descubrir a los próximos talentos ecuatorianos. “Tengo un proyecto para formar a nuevos futbolistas”, contó el deportista que debutó en primera hace 15 años.

Para obtener el título, los tres deberán cursar cinco semestres. Se han decidido por el horario nocturno, para así continuar con sus entrenamientos por las mañanas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)