Una vigilia por las víctimas del tiroteo se realizó en Texas
Lasso pide a los municipios del país que controlen l…
Asesinan a un comerciante durante un robo en Ambato
Imágenes de explosión de cilindros de gas en Quito
¿A qué distancia está la cárcel de la ciudad de Sant…
Viruela del mono, ¿se puede convertir en pandemia?
Siete tramos viales listos para circulación vehicula…
Coordinadora busca la revocatoria del mandato de Lasso

60 futbolistas terminarán sus contratos

El contrato del paraguayo Luis Amarilla se terminará el próximo 31 de diciembre y sus derechos deportivos cuestan USD 2 millones. Liga de Quito anunció que no lo comprará. Foto: Cortesía

Tiene 37 años y desconoce si formará parte de un club de la Serie A en la próxima temporada. Luis Romero terminará su contrato con el Mushuc Runa en 10 días. Quiere quedarse, pero aún no sabe la intención de los directivos. El técnico Giovanni Cumbicus también finalizará su vínculo contractual en diciembre, por lo que tampoco ha dialogado con él sobre esto.

“No hemos hablado con la directiva, pero la prioridad sigue siendo este club”, advierte el experimentado defensor que ha jugado en clubes como Deportivo Quito, Guayaquil City, Liga de Quito y Aucas. 

El caso del defensor es similar al de 60 futbolistas de la Serie A, cuyos contratos se extinguen hasta diciembre, por lo que su futuro es incierto. Los entrenadores arman sus listas y resuelven quiénes son de su agrado para seguir y los que deben marcharse. Los que se encuentren en esta segunda posición deberán sellar acuerdos con otros equipos o quedarse sin actividad en el 2022. 

Romero cuenta que ha recibido llamadas de directivos de planteles de la Costa y de la Sierra, pero sin ofertas concretas. 

En el Mushuc Runa también terminará su contrato el ofensivo venezolano Jacobo Koufatty. Él, al igual que Romero, quiere quedarse. Aunque no descarta vincularse a otro plantel ecuatoriano. 

Mientras estos deportistas tienen dudas sobre sus acciones futuras, hay otros que han delegado sus preocupaciones a sus empresarios o a los clubes dueños de sus derechos deportivos. Se trata de los futbolistas bien cotizados por su desempeño futbolístico o sus condiciones deportivas. 

Un caso representativo es el de Luis Fernando León, de Barcelona, titular fijo en las alineaciones del entrenador Fabián Bustos. Este año también fue llamado a la selección ecuatoriana del entrenador Gustavo Alfaro, que se encuentra cerca de la clasificación al Mundial de Catar 2022. 

León, de 28 años, está valorado en USD 1,2 millones, según el portal Transfermarkt, especializado en transferencias. Sus derechos deportivos pertenecen al Atlético San Luis de México. Su préstamo en el ‘Ídolo’ concluirá el próximo 31 de diciembre. 

En BSC quieren retenerlo, pero el jugador dice que eso depende de la negociación entre los equipos. Para mantenerlo, el cuadro guayaquileño debería comprar su pase. 

A Carlos Alfaro Moreno, presidente de los canarios, le agrada León. “Es un jugador hecho para el club. He conocido compañeros que se han quedado blancos en partidos importantes. León, no”.

Alfaro y su Directorio también deben resolver la continuidad o salida de Matías Oyola, el capitán histórico del plantel. El ‘Pony’ está lesionado y no resuelve su futuro. 

Al igual que Oyola, también finalizarán sus contratos los futbolistas Jonathan Perlaza, Gabriel Cortez, Bryan Caicedo, Michael Carcelén, Sergio López, Gabriel Marques y Pedro Pablo Velasco. 

Por el impacto económico de la pandemia, en algunos casos, los dirigentes planean renegociar las renovaciones de los jugadores. Barcelona y Liga de Quito entran en esa lista. 

Los albos no harán uso de la opción de compra del paraguayo Luis Amarilla. El 50% de los derechos deportivos del goleador uruguayo cuesta USD 2 millones, según Esteban Paz. 

Ante ello, el dirigente dijo que Liga no está en opciones de adquirirlo. En la ‘U’ también concluirán sus vínculos el argentino Juan Cruz Kaproff, José Cárdenas y Billy Arce. 

Eso sí, hay jugadores que aún con contratos largos, no son del agrado de dirigentes. Miller Salazar, presidente del Macará, advirtió que se irán 12 jugadores. “Hay dos que aún tienen contratos, pero tendrán que irse. Si no, deberán ir a entrenarse con el equipo de Reserva”, advirtió. 

Los directivos son cautos en anunciar los nombres de los futbolistas que se desvincularán porque en estos días se juegan las clasificaciones a los torneos internacionales.