28 de January de 2012 19:48

Violencia en la Noche azul-grana

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Noche Azul Grana se tiñó de violencia en los alrededores del estadio Olímpico Atahualpa. Antes de que se realizara la presentación  oficial de los jugadores del Deportivo Quito, los aficionados chullas se enfrentaron en las calles aledañas al escenario con hinchas de Liga de Quito.

Con palos, piedras y hasta botellas, ambas facciones rivalizaron en las calles y generaron pánico entre los moradores del sector, en el nororiente capitalino. Según los vecinos de la calle José Serrano (El Batán), que está en la parte exterior norte del estadio, lo vivido fue la peor batalla campal que han presenciado.

En la calle, copada por piedras, se observaron al menos cuatro vehículos con los  parabrisas destrozados. Esteban y Gabriela Mejía, apenas escucharon los disturbios, llamaron a la Policía. Un grupo uniformado llegó al lugar 10 minutos después. En tanto, los hinchas continuaron enfrentándose en la calle.

En este sector solamente habían tres uniformados de la guardia montada, en sus caballos. "Deben poner más policías", reclamó después de los incidentes otra moradora del lugar. Un grupo de paramédicos del 911 atendió a tres hinchas. Uno por una herida de pico de botella en el hombro. Otro porque una piedra le impactó en la mano.

Otro aficionado  sufrió lo que al parecer fue un ataque de epilepsia. El adolescente, con la camiseta de Liga de Quito,  se desplomó cerca de las boleterías del estadio, cuando los incidentes empezaron a calmarse. El joven hincha estaba en estado de ‘shock’ y no quería dejarse ayudar de los policías y los paramédicos, una vez que finalizaron los temblores.

El partido de presentación de la  Academia empezó a las 19:20. En los graderíos, los aficionados de ambos bandos continuaron con las peleas campales, cuando el juego ya estaba 1- 0 a favor de la visita, con gol de Diego Hurtado a los 6 minutos. El cotejo se jugaba hasta el cierre de esta edición. Desde la preferencia un grupo de chullas arrojaba objetos, botellas y hasta piedras a los albos, que estaban en  la general sur. Los  de la Muerte Blanca, de  la misma manera, lanzaban piedras.  

Grupos de policías impidieron que los violentos hinchas se acercaran más. Incluso, piquetes de uniformados  de grupos especiales, vestidos de negro, con cascos y escudos, ingresaron por la pista atlética para ayudar en el control. En las gradas, a los 20 minutos de juego,  hinchas de ambos clubes se enfrentaban con los policías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)