1 000 millones del FMI son gratis e irán para gasto …
Ecuador: 26% de adultos mayores aún no recibe 2da. d…
Brith Vaca: ‘El resultado del enredo legal es la inercia’
El cantón Mejía abre sus haciendas para hacer turismo rural
Marco Feoli: ‘Los niveles de violencia en Ecuador preocupan’
El CNE inicia una depuración del sistema político co…
Bolivia registra 727 nuevos casos y España anuncia d…
Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…

Expreparador físico de Liga de Quito enseña gimnasia y hace homenajes a los jugadores con los que trabajó

Alejandro Valenzuela, expreparador físico de Liga de Quito durante un entrenamiento del conjunto albo en el Complejo de Pomasqui. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Alejandro Valenzuela, expreparador físico de Liga de Quito durante un entrenamiento del conjunto albo en el Complejo de Pomasqui. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Alejandro Valenzuela, expreparador físico de Liga de Quito durante un entrenamiento del conjunto albo en el Complejo de Pomasqui. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

El preparador físico uruguayo Alejandro Valenzuela, quien integró los cuerpo técnicos de Jorge Fossati (2003-2004 y 2009) y Gustavo Munua (2017), en Liga de Quito, utiliza sus redes sociales para enseñar ejercicios básicos que se pueden realizar durante la cuarentena.

La peculiaridad es la forma en que lo hace. El simpático charrúa utiliza las camisetas de los clubes en los que trabajó o que admira. La mayoría son regalos de jugadores, quien les hace un homenaje especial en cada intervención.

Las publicaciones son permanentes. De vez en cuando cuenta una anécdota de los clubes o de los futbolistas. Todo esto, en medio de la pandemia que ha afectado al mundo entero.

Valenzuela recordó en estas dinámicas a Néicer Reasco, Carlos Espínola, Carlos Tenorio, entre las principales figuras de Liga de Quito. También hace homenajes a Fabián Carini, Diego Godín…

Sobre Reasco recordó que una vez apostó contra él después de un partido contra Deportivo Cuenca. Debían nadar en la piscina del hotel de concentración.

“Con toda esa musculatura, pensé que se iba a hundir, pero no. Me ganó de largo”, dijo sonriendo el simpático preparador de arqueros.

Con Espínola recordó su furia para defender. El paraguayo coincidió con el uruguayo en las dos etapas. Fue campeón nacional en el 2003 y en el 2009 se proclamó monarca de la Recopa y de la Copa Sudamericana.