2 de January de 2012 00:01

El ‘Tricolor’ bailó doble

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nacional de Montevideo disfrutó de un buen año: ganó el título de la temporada 2010-2011 y se llevó el Apertura del período 2011-2012, definido el pasado diciembre.

El equipo Tricolor, uno de los grandes de América del Sur, ha mantenido protagonismo en el torneo local, con siete títulos entre el 2000 y el 2011.

El último fue comandado por el entrenador Juan Ramón Carrasco, quien llegó al equipo cuando los tricolores experimentaban un bajón: el DT Luis González falló en su empeño de repetir con el equipo de Primera su éxito en las divisiones formativas y el lateral Diego Rodríguez murió en un accidente de tránsito.

El presidente Ricardo Alarcón, un empresario vinculado al negocio de las aeorlíneas y los centros comerciales, decidió dar un golpe de timón y contratar a Carrasco, quien en el pasado mantuvo fuertes encuentros con los simpatizantes tricolores.

El cambio dio resultado y Carrasco, en medio de críticas por un estilo de juego calificado de deslucido, logró que su equipo mejorara notablemente en la tabla: fue segundo en el Apertura y primero en el Clausura, con lo cual Nacional debía definir el título uruguayo con Defensor, en junio del 2011.

Los jugadores que se destacaron en esta campaña fueron el volante argentino Marcelo Gallardo, el defensor Alejandro Lembo y el delantero Tabaré Viudez, autor del gol del título.

Nacional ganó la final pero Carrasco no se quedó. Pesó el fracaso en la Libertadores (eliminado en primera fase) y las constantes críticas al estilo de juego. Carrasco prefirió aceptar una propuesta de Emelec, que había perdido al entrenador Omar Asad pero que había clasificado a la final del Campeonato ecuatoriano.

El presidente Alarcón decidió reemplazar a ‘JR’ con Marcelo Gallardo, quien se retiró del fútbol justo en la final ante Defensor. Para el resto del 2011, Gallardo pasó a ser el entrenador de sus ex compañeros de equipo.

Gallardo fue una apuesta con riesgo, dada su inexperiencia y la presión de dirigir a un grande. De hecho, sus primeros cotejos fueron un tormento: tras siete fechas, Nacional estaba octavo, siete puntos abajo del entonces líder Peñarol, el archirrival del ‘Tricolor’.

Pero sacó adelante al equipo y en diciembre obtuvo su primer éxito al ganar el Apertura 2011-2012. Fueron aportes fundamentales el defensor argentino Diego Placente, que al inicio fue abucheado por los hinchas, y Alexander Medina, el artillero del equipo, con cinco tantos.

La campaña de Gallardo fue casi heroica, al terminar primero con un solo punto de ventaja sobre el escolta, que fue Danubio. De 15 cotejos, ganó nueve y perdió cinco. Su promedio de goles fue de +19, el mejor del Apertura, a pesar de que no tuvo la mejor defensa del torneo. El reto de Gallardo será el título del Clausura.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)