EE.UU. confirma su primer caso de Ómicron
EL COMERCIO retransmitirá shows por Fiestas de Quito
Bebé raptado en Colombia fue localizado en Guayaquil
Hay 98 lugares en Quito para vacunarse contra covid-19
OMS pide que no haya alarmismo ante Ómicron
Líder antivacunas de Italia se contagia; llama a …
Explosión de bomba de Segunda Guerra Mundial deja 3 …
Pacientes realizan plantones frente a hospitales por…

La Tri femenina lucha con varones

En la cancha de la Espe, en Sangolquí. El DT Juan Carlos Cerón (con gorra) supervisa los ejercicios de estiramiento de la Selección femenina.

En la cancha de la Espe, en Sangolquí. El DT Juan Carlos Cerón (con gorra) supervisa los ejercicios de estiramiento de la Selección femenina.

Mujeres jugando contra varones. Eso suele verse en las parrilladas de amigos, para variar un poco el clásico Solteros contra Casados. También es común en los recreos de los colegios, entre risas y concesiones.

Esto no es un juego para el DT de la Selección nacional Juan Carlos Cerón, quien decidió exigir al máximo a sus jugadoras de cara a la Copa América enfrentándolas a equipos de varones.La Tricolor femenina, que se alista para debutar el próximo jueves ante Chile en Latacunga, jugó dos partidos muy exigentes. El martes, las muchachas (el promedio de la Selección es de 23 años) se impusieron por 3-2 a un plantel universitario masculino de la Espe, en la cancha de esa entidad de educación superior.

El miércoles, el equipo de Cerón cayó por 2-1 ante el representativo Sub 17 de Pichincha, cuyos integrantes no escatimaron recursos para ganar el duelo de comprobación. La defensa y capitana de la Selección, Lorena Aguilar, salió lesionada, con sangre en una de sus canillas.

Ante Espe, el cotejo fue parejo y ofensivo. Con los pichinchanos, en cambio, las seleccionadas fueron más defensivas, exhibieron un desgaste físico y perdieron el control de la pelota. No obstante, no retrocedieron y lograron retirarse con un resultado estrecho y muchas lecciones relacionadas con la recuperación del balón en el medio campo.

Hoy, a las 10:30, en la Espe, los varones de Pichincha conceden la revancha a la Tricolor.

Por la tarde se hará anuncio de la nómina definitiva de 20 jugadoras que exigen los organizadores. La lista que dejará fuera a seis futbolistas, se anunciará mañana, antes del viaje del equipo hacia Ambato, donde Ecuador tendrá su cuartel general.

Ecuador es sede de esta Copa, el torneo de mujeres más importante de una región que sigue con más interés al fútbol masculino. Suma cinco ediciones desde 1991 y, en esta ocasión, otorgará dos cupos al Mundial del 2011 en Alemania.

La decisión de recortar la nómina, aunque no deja de ser estrictamente profesional, es dura para Cerón y su cuerpo técnico, el preparador físico Urlin Cangá (ex jugador de Emelec) y la asistente Marlene Ayala (primera mujer en ocupar este puesto en la historia del país).

Durante cuatro meses, Cerón y su equipo debieron dejar partir a varias jugadoras, pero no por asuntos técnicos sino por problemas de otra naturaleza. Unas no podían ausentarse tanto tiempo de sus empleos y desertaron.

Otras tuvieron que asistir a parientes enfermos o escoger entre el balón y los estudios, presionadas por sus padres o por las puerta que se abren de repente: o tomas la beca o la pierdes.

Las que se quedaron son las campeones de la constancia. Por eso, duele prescindir de jugadoras en un equipo que ha pasado concentrado tanto tiempo, que gozó de triunfos y sufrió penas en la Copa Libertadores. En realidad, fueron más triunfos, con un cuarto puesto que aumenta las expectativas en esta Tricolor.

Cerón se negó a definir con claridad su objetivo en la Copa América. ¿Ganar un partido? ¿Pasar de fase? ¿Obtener el título? Nada. Paso a paso es su lema.

Lo primero será vencer a Chile, cuya base está integrada por el Everton, club con el que la Tricolor cayó en las semifinales de la Libertadores hace un mes, en una definición por penales. Luego vendrán Perú, Bolivia y Argentina, el campeón que hace cuatro años puso fin al reinado de Brasil. Cerón solo dice que su equipo no teme jugar con nadie, ni si quiera con varones.

Suplementos digitales