Consejos para que el retorno a clases de los hijos s…
Gobierno protegerá a trabajadores de obras tras expl…
Ucranianos alistan maletas y kits de emergencia ante…
Estos son los criterios y comentarios por el regreso…
Requisitos, trámite… Se inicia renovación de l…
Presidente turco Erdogan a cantante: ‘Hay que …
Quito regresa a la alerta naranja por covid-19
Monto de nuevos microcréditos creció 63% en 2021

Tres claves del porqué Liga ganó la final

Final del campeonato entre Liga de Quito y Emelec. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Final del campeonato entre Liga de Quito y Emelec. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Final del campeonato entre Liga de Quito y Emelec. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

1.- Resistencia en la adversidad . En 25 minutos, Liga perdió a sus dos zagueros centrales. A los cinco minutos, Hernán Pellerano salió de la cancha por una lesión que le hizo Byron Palacios. 20 minutos después, quien salió de la cancha fue Franklin Guerra. Pero, pese a las bajas, Liga no palideció: Kevin Minda y Edison Realpe no desentonaron y rechazaron todo lo que se les vino por encima. El equipo fue solidario para cobijar a sus inesperados centrales.

2.-  El gol de Julio acomodó la serie. Anderson Julio marcó 11 goles en la temporada. Fue detrás de Juan Anangonó, que hizo 16 en el año, el segundo mayor romperredes de los albos. Su dos últimos goles fueron determinantes: el penúltimo, el pasado miércoles en Guayaquil, que sirvió para que el equipo igualase. Hoy, en cambio, marcó a los nueve minutos, cuatro minutos después de que el equipo albo perdiese a Hernán Pellerano, sorpresivamente, por lesión. El gol le dio a Liga el combustible necesario para sostener la ventaja.

3.- Pragmatismo y cabeza fría para aguantar el marcador. Adrián Gabbarini parecía un maestro zen. Desde el fondo de la cancha, hacía gestos a sus compañeros de zaga para que mantengan la calma, para que se tomen dos Segundos más en él momento de decidir acciones de juego. Gabbarini fue el lider del equipo desde el fondo, manejando los tiempos, pero además, el equipo mostró solidaridad y compromiso para conservar la ventaja y salir en rápidos contragolpes. Liga fue sólido en defensa, aunque falló en la definición de al menos cinco jugadas en el arco de Esteban Dreer.

Suplementos digitales