Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 29 de julio del 2021
170 causas recayeron en 9 jueces; sorteos son indagados
Obras apuntan a seguridad y a dar más relevancia a l…
Imprudencia del conductor, el mayor riesgo del ciclista
Tres colonias de extranjeros encaran diferentes suertes
La población vacunada repuntó en Santo Domingo
La reforma a la Ley educativa acorta en 7 años la vi…
Presidente de Bolivia anuncia reanudación de gabinet…

El técnico Reinaldo Rueda le apuesta al futuro con Carlos Gruezo

Carlos Gruezo, volante de marca de la Selección de Ecuador. Foto: EFE

Carlos Gruezo, volante de marca de la Selección de Ecuador. Foto: EFE

Carlos Gruezo, volante de marca de la Selección de Ecuador. Foto: EFE

Carlos Gruezo, de 19 años, no solo se perfila como sustituto de Segundo Castillo, de 32, en la Selección Ecuatoriana de Fútbol para el Mundial de Brasil 2014. También se prevé que será el dueño de la titularidad en la Tricolor en el próximo proceso eliminatorio para el Mundial de Rusia 2018.

‘Gruesinho’, hijo del exdelantero Carlos Grueso, se ganó la confianza del DT Reinaldo Rueda por su entrega, potencia y técnica para controlar el balón.

Con esos mismos argumentos consiguió un puesto en el rol estelar del Stuttgart alemán este año.

El volante esmeraldeño empezó su carrera, como en muchos casos, rotando por diferentes posiciones hasta situarse en las labores de recuperación de balón.

Pasó por la delantera y como volante ofensivo por Independiente del Valle y la Selección Sub 17. Luego, en el Barcelona Sporting Club lo pusieron de lateral derecho y terminó en el puesto en que actualmente se desempeña.

A pesar de su edad, es un futbolista con experiencia, pues jugó el Mundial Sub 17 en el 2011, en los sudamericanos juveniles y en las Copas Libertadores y Sudamericana con el cuadro guayaquileño.

Ahora, como es titular en la Bundesliga alemana, también sabe lo que es enfrentarse con rivales potentes.

Su padre, quien actualmente es asistente técnico de Liga de Quito, siempre destacó las condiciones técnicas de su hijo.

Gruesinho, en el 2012, cuando fue campeón nacional con Barcelona Sporting Club, fue designado como el mejor juvenil de Ecuador, según 32 entrenadores que dirigieron en ese año en el torneo local.