30 de October de 2011 00:02

Son unos cracks en los equipos de Reserva

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Imparte órdenes y se muestra como un técnico dentro de la cancha. A sus 28 años, el futbolista Johan Gómez luce incansable. Corre por el lateral izquierdo, reclama las decisiones arbitrales, grita a sus compañeros y, al anotar un gol de chilena, lo festeja como en una final.

Gómez, que se estrenó en el profesionalismo hace una década, luego de marcar el ‘golazo’ recibió los aplausos de sus compañeros juveniles y se acercó para dar un abrazo a su entrenador.

Orlando Narváez, DT del equipo de reserva de El Nacional, felicitó al jugador porque fue clave para conseguir un triunfo (2-0) ante el Manta en el partido que se jugó el pasado miércoles en el complejo de Tumbaco, en Quito.

Así, los partidos del Campeonato de Reserva, en la Serie A, se han convertido en una vitrina de futbolistas juveniles y también de experimentados. En el torneo, por reglamento, juegan cuatro jugadores menores de 19 años, cuatro menores de 21; y, tres pasados de edad, con más de 23 años.

En otras temporadas, Gómez inscribió su nombre en las nómina de los equipos de Primera categoría. Lo hizo en Emelec, Deportivo Quito, Imbabura y desde el año pasado en El Nacional.

El 2006 y el 2007, en el equipo imbabureño jugó 31 partidos en cada temporada. Este año, solo ha participado en cinco encuentros con el equipo de primera y cuatro en reserva. Por eso, la alternativa que encontró para mantenerse activo fue jugar en reserva.

El DT Narváez cree que al dar oportunidad a futbolistas profesionales se aprovecha para que los jóvenes compartan experiencias y aprendan “El profesional corrige los errores y hace que el juvenil aprenda. Eso permite que vayan madurando”.

Además de Gómez, en El Nacional también juega Tyrone Macías, de 27 años, quien estuvo en Liga de Quito, Liga de Portoviejo y Universidad Tecnológica Equinoccial. En la lista del entrenador también constan Javier Chila, Juan Luis Anangonó, entre otros.

En el equipo del Quito, Byron Cano, de 22 años, es el delantero más talentoso. Su experiencia de haber jugado 24 partidos con Universidad Católica (2010) se refleja en los goles que ha marcado: 13 tantos en 14 partidos.

El último lo anotó el miércoles pasado ante Independiente. A pesar que su equipo perdió (3-1), festejó el tanto con un baile especial con su compañeros. “Estos partidos ayudan a mantener el ritmo”, manifestó Cano.

En el plantel chulla, dirigido por Juan Carlos Garay, han jugado Michael Jackson Quiñónez, Matías Alustiza (argentino) y hasta el golero Paúl Alarcón.

En Liga de Quito, Enrique Gámez es otro jugador que por su lesión fue relegado de primera. Él se entrena desde hace dos semanas en la reserva por disposición del DT Edgardo Bauza. Esto para que recuperara su ritmo de juego.

Gámez cuenta que ya había pensado pedir que lo incluyan en ese grupo. Esto porque en otras ocasiones no fue considerado en la nómina de primera. “Eso estaba mermando mi ritmo de juego y mi estado físico”.

En Emelec hay historias similares. Una de ellas es de Luis Zambrano. Él atraviesa una de las etapas más difíciles en sus 10 años de carrera. En esta temporada, ha jugado como titular únicamente un partido en primera; cuando Emelec perdió 5-0 con el Independiente, en Sangolquí.

Por eso, este año ha tenido que alternar sus entrenamientos en el primer equipo y en reservas, que dirige el uruguayo Juan Ramón Silva. La falta de ritmo fue la razón por la que el estratega Juan Ramón Carrasco marginara a Zambrano del equipo principal.

En el primer semestre, cuando estaba el DT Omar Asad, la historia fue similar. Una lesión en su rodilla derecha le impidió disputar la titularidad. “Eso fue determinante en mi continuidad. No he logrado recuperarme totalmente”, revela el futbolista.

Zambrano ha jugado cuatro partidos con el equipo de reservas. Su aporte y experiencia en el grupo ha sido fundamental, según el DT Silva. Los jugadores juveniles se acercan donde él para pedirle consejos. Lo ven como un líder. “Luis ha asimilado con mucho profesionalismo la disposición de Carrasco”, cuenta Silva.

El mismo problema tiene el jugador Silvano Estacio. Después de ser uno de los futbolistas estelares del equipo que el año pasado dirigió Jorge Sampaoli, fue relegado por Asad y Carrasco al equipo de reservas.

Estacio ha jugado cinco partidos, pero se entrena en el equipo principal. Cuando Carrasco no lo incluye en la nómina, Silva lo convoca como refuerzo de reserva.

Así, los futbolistas experimentados, entre ellos Gómez de El Nacional, aspiran a regresar a Primera, para consolidar su carrera.


Detalles del torneo

Los 12 planteles de la Serie A cuentan con un equipo en el Campeonato de Reserva. Participan 392 jugadores, según los registros de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

El sistema de Campeonato que se juega en Reservas es similar al de Primera categoría. Hay dos etapas y el ganador de cada una juega una final.

En Olmedo de Riobamba, el portero titular de reserva es Dennis Corozo, hijo del ex guardameta olmedino Jorge Corozo.

En Liga de Loja, el volante argentino Jesús di Filipe está en reservas.En el reglamento no hay impedimento para que los extranjeros jueguen el torneo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)