Dos pasajeros que usaron tarjetas de vacunación fals…
Bonos ecuatorianos se aprecian 28% en mercados inter…
Corte Electoral pide investigar a Jair Bolsonaro por…
Hallan variante de coronavirus propia de Uruguay pre…
Queja contra asambleísta Rosa Cerda fue calificada p…
Neisi Dajomes removió estereotipos sobre lo que pued…
Variante Delta se propaga en el sur de EE.UU. y líde…
Sector turístico de Chile pide al Gobierno que permi…

Renato Ibarra también es acusado por una tentativa de aborto denunciada por su esposa, afirman medios mexicanos

Renato Ibarra fue trasladado a una prisión de México como medida cautelar, hasta que se realice la audiencia. Foto: EFE

Renato Ibarra fue trasladado a una prisión de México como medida cautelar, hasta que se realice la audiencia. Foto: EFE

Renato Ibarra fue trasladado a una prisión de México como medida cautelar, hasta que se realice la audiencia. Foto: EFE

Renato Ibarra, jugador ecuatoriano del América de México, tendrá su segunda audiencia el 12 de marzo del 2020 ante las autoridades de ese país. El ecuatoriano es procesado por un supuesto intento de feminicidio tras agredir a su pareja sentimental, quien estaba en estadio de gestación.

Los juristas de ese país, que han seguido el caso, calculan que la sentencia pudiera ser entre 10 y 40 años. Todo dependerá de cómo avance el proceso judicial. Mientras llega la audiencia, el futbolista de las ‘Águilas’ permanece retenido en una celda.

Los diarios mexicanos reportan que Ibarra también es acusado de violencia familia, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto. Esto último, porque la víctima tuvo desplazamiento de la placenta tras ser agredida. 

El club no se ha pronunciado después de conocer la primera sentencia. Ibarra no era tomado en cuenta en el equipo titular por una lesión que lo margino del arranque del torneo Clausura de la LigaMX.

Según medios mexicanos, los abogados de Ibarra y la víctima estarían negociando para que el futbolista quede en libertad y recibir una compensación por los daños producidos. Esto se contrasta con una versión anterior de los juristas de la agredida.