Vuelve a cerrar la polémica escultura neoyorquina Ve…
Alcaldes de la provincia de El Oro piden al Gobierno…
Las playas de Manabí esperan por los turistas con me…
La vacunación de estudiantes de colegios se inició e…
Así están las playas esmeraldeñas para vacacionar en…
Alerta en Centroamérica y México por brote de peste …
Jueza ordena detener a un hombre por matar a golpes …
El Salvador podría crecer hasta en un 12% este 2021 …

Las razones ocultas para que Riquelme se vaya de Boca

Juan Roman Riquelme de Boca Juniors controla el balón en la final de la Copa Libertadores de América. AFP

Juan Roman Riquelme de Boca Juniors controla el balón en la final de la Copa Libertadores de América. AFP

“Le comuniqué al presidente que no voy a continuar. Que amo a este club, que voy a estar agradecido por siempre, pero me siento vacío y no puedo darle más”. Con esas palabras, Juan Román Riquelme se despidió anoche de Boca, tras perder la final contra Corinthians. Pero, ¿qué hay detrás de sus declaraciones? ¿por qué se siente vacío?

Los últimos meses de Riquelme en Boca fueron importantes en su decisión. La pésima relación con el cuerpo técnico y la discrepancia con muchas medidas que tomó la dirigencia crearon un camino sin salida que Román decidió abandonar anoche.

Con el cuerpo técnico, la relación se rompió en Venezuela, con el escándalo en Barinas por el primer partido de la Copa Libertadores, y nunca más se recompuso. Con Falcioni no solo tiene diferencias futbolísticas, tampoco comparte muchas de las actitudes que el DT tiene afuera de la cancha. El último cortocircuito entre ellos se dio cuando el entrenador decidió poner a los titulares en la semifinal de la Copa Argentina contra Deportivo Merlo, una decisión que Román nunca entendió y es el día de hoy que desconfía de los motivos que lo llevaron a eso.

Con los dirigentes, Riquelme está decepcionado. Siente que no lo cuidaron y que están del lado del entrenador. Además, no fue casualidad que él haya estado a la cabeza de la decisión de los jugadores de exigir la presencia de Roncaglia entre la delegación a Brasil. Angelici estaba enfurecido con el defensor y no quería que viajara. Sin embargo, el pedido inflexible de Román pudo más.

Recién como última causa aparece el cansancio físico. Es cierto que a Román cada vez le cuesta más recuperarse después de los partidos y su físico le pasa factura si juega los 90 minutos, pero no fue esa la razón principal por la que tomó la decisión. A sus 34 años, el combo Falcioni, Angelici y el cansancio físico fueron suficientes. Por eso, Riquelme dijo basta.