Ecuador y Francia facilitan movilidad de sus jóvenes…
Embajada de China defiende la calidad de fusiles don…
Defensor del Pueblo actuó desde la Cárcel 4 y cesó e…
La erosión en el río Coca avanza; obras urgentes par…
Una mujer fue asesinada en Quito; la Policía detuvo …
Priscila Villena, una joven odontóloga, fue asesinad…
TCE admite a trámite consulta de Yunda
Nuevas organizaciones podrán recolectar firmas para …

El ecuatoriano Pervis Estupiñán fue clave en la victoria del Osasuna

El defensor Ander Capa (izq.) del Athletic de Bilbao y el defensor ecuatoriano Pervis Estupiñán (der.) de Osasuna, disputan el balón durante el partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de LaLiga Santander. Foto: EFE

El defensor Ander Capa (izq.) del Athletic de Bilbao y el defensor ecuatoriano Pervis Estupiñán (der.) de Osasuna, disputan el balón durante el partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de LaLiga Santander. Foto: EFE

El defensor Ander Capa (izq.) del Athletic de Bilbao y el defensor ecuatoriano Pervis Estupiñán (der.) de Osasuna, disputan el balón durante el partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de LaLiga Santander. Foto: EFE

El argentino Facundo Roncaglia y el ecuatoriano Pervis Estupiñán ayudaron este domingo al triunfo del Club Atlético Osasuna ante el Athletic Club de Bilbao en San Mamés, estadio sede de la próxima Eurocopa 2020 (0-1).

Roncaglia fue una de las novedades de la alineación rojilla como tercer central para neutralizar el sistema de tres centrales del Athletic y que los de Gaizka Garitano viesen a sus rivales igual que a ellos en el “espejo”, en palabras del técnico vizcaíno de Osasuna Jagoba Arrasate.

El de Chajarí fue un pieza clave para frenar el asedio final del equipo local, pero quizás más en una primera mitad en la que se ganó una tarjeta bien provocada para frenar en medio campo una conducción del debutante Unai Vencedor que amenazaba con desestabilizar la estructura defensiva de su equipo.

Roncaglia también aportó serenidad en un primer tiempo en el que apareció menos Estupiñan, quien al final acabó hasta empatándole el choque a Ander Capa, un lateral derecho de largo recorrido, mucha brega y gran profundidad.

El de Esmeraldas completó una buena segunda mitad y se quitó el mal sabor de boca de la derrota de la primera vuelta en El Sadar (1-2), cuando, sobre todo antes del descanso, Iñaki Williams encontró continuamente los espacios a sus espaldas.

La buena nota de Roncaglia y Estupiñán no fue sino consecuencia del buen tono de su equipo en un choque que, de todos modos, el Athletic pudo empatar en unos minutos finales con grandes ocasiones de Capa, que se encontró con un brillante Sergio Herrera, y Aritz Aduriz, cuyo cabezazo, como antes un golpe franco de Vencedor, repelió unos de los postes.