1 de August de 2011 00:03

Los organizadores buscan batir la marca de asistencia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La presencia masiva de espectadores ha marcado el inicio de la Copa Mundial Sub 20, que se juega en los estadios de ocho ciudades de Colombia.

A diferencia de la mayoría de los mundiales de las categorías inferiores, las tribunas de los escenarios colombianos en general se ven colmadas de público.

La Federación Colombiana de Fútbol anunció en estos días que su Mundial está muy cerca de superar el récord de asistencia que se registró en el torneo jugado en Egipto, en el 2009, y en el cual se coronó Ghana, uno de los ausentes de la actual competición.

Hace dos años, 1, 3 millones de aficionados concurrieron a mirar los 52 partidos que se disputaron en siete estadios del país del norte de África. El promedio por encuentro fue de 25 610 personas.

En el torneo colombiano falta poco para vender la totalidad de los 1,5 millones de tiquetes emitidos, como resultado del creciente interés que genera la Copa que reúne a 24 seleccionados y a 504 estrellas del futuro del balompié.

La semana pasada, Fernando Panesso, director general del torneo, dijo que se habían expendido hasta entonces alrededor de 850 000 entradas.

Las demostraciones de que el Mundial interesa cada vez más se dieron en los estadios Metropolitano de Barranquilla, con aforo para 49 612 personas, y Nemesio Camacho El Campín de Bogotá, con 40 312 butacas. Las tribunas de ambos lucieron abarrotadas.

El primero fue el escenario, el viernes pasado, de la ceremonia de inauguración de la Copa y del disputado encuentro entre Brasil y Egipto, que finalizó 1-1. En el segundo, la anfitriona hizo trizas la noche del sábado de la Selección de Francia, campeona de Europa de la categoría.

No obstante, el estadio Palogrande de Manizales fue ayer la excepción. Las tribunas del remozado estadio lucieron semivacías para el doblete España-Costa Rica y Ecuador y Australia, las graderías lucieron semivacías. La explicación: el público prefiere a Brasil y Argentina, que están en otras sedes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)