La disputa del narcotráfico eleva el crimen en Manabí
Aplicaciones móviles para blindar al teléfono celular
La ansiedad generalizada requiere de psicofármacos
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 21 de junio del 2021
Récord en remesas de migrantes durante la pandemia
Papel de asambleístas independientes vuelve al debat…
Carné de vacuna se vuelve otro ‘pasaporte’ y da calma
Los kichwas se aferran al Inti Raymi, pese a restricciones

La lluvia retrasó a los asistentes para la Asamblea de Barcelona SC

José Francisco Cevallos (cent.) en la Asamblea de Barcelona SC la mañana de este 16 de marzo del 2019.

José Francisco Cevallos (cent.) en la Asamblea de Barcelona SC la mañana de este 16 de marzo del 2019.

José Francisco Cevallos (cent.) en la Asamblea de Barcelona SC la mañana de este 16 de marzo del 2019. Foto: Mario Faustos/EL COMERCIO

La Asamblea Ordinaria de Socios de Barcelona SC estaba prevista para las 08:30 de este 16 de marzo, en un hotel del centro de Guayaquil, sin embargo se retraso una hora -conforme a los estatutos- debido a la falta de asistentes.

Hasta la hora fijada, solo habían llegado 40 socios, mientras que en el padrón constaban más de 3 500 habilitados. Según los estatutos del club, si a la hora marcada no estuvieran presentes la mitad del padrón, la sesión se retrasaría una hora e iniciaría con los miembros asistentes hasta ese momento.

Durante esa hora, una pertinaz lluvia cayó sobre el centro de Guayaquil. Cuando esta se detuvo empezaron a llegar una gran cantidad de socios al salón escogido por la directiva torera.

José Francisco Cevallos, presidente, llegó cerca de las 08:00. Él ingresó directamente al salón y se ubicó en el centro de la mesa directiva.

La asamblea se instaló finalmente a las 09:30, con 234 socios. La primera moción fue la de permitir el ingreso de los periodistas al salón, pero 128 personas votaron que no y 104 que sí.

Entre los puntos del orden del día está el informe de labores y la presentación de los estados financieros del club, correspondientes al periodo 2018. Según Cevallos, la deuda general del club es de USD 29 millones.