31 de October de 2011 00:01

Liga de Quito tuvo la puntería afinada y goleó a los morlacos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
alejandro-ribadeneira

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Liga de Quito pasó ayer del susto al alborozo, al golear por 4-1 al Deportivo Cuenca luego de un inicio que auguraba lo peor. La ‘U’ fue a ratos una máquina de fútbol vistoso y vertical; pero también tuvo pasajes escabrosos, dignos de Halloween, sobre todo en la defensa.

El equipo del entrenador Edgardo Bauza mostró ayer en el primer tiempo dos extremos de un equipo que, recién en estos dos meses, ofrece una imagen recompuesta y motivada, lejos de aquellos días de los primeros meses, cuando Emelec se paseaba en la Casa Blanca y ganaba la fase.

Lo más deficiente de los albos estuvo en la línea de retaguardia, que otra vez mostró las costuras cuando los hábiles morlacos desbordaban por las bandas. Javier Robles, Federico Laurito y Juan José Govea sortearon fácilmente las marcas de un local que la pasó mal antes de irse al descanso.

El primer gol del equipo del DT Luis Soler, al minuto 3, fue obra de Robles tras un pase de Laurito que ganó las espaldas de los sorprendidos defensas universitarios Jorge Guagua y Geovanny Caicedo . La definición fue con un remate cruzado que burló al meta Alexander Domínguez cuando estaba en media salida.

El gol no fue el único momento de peligro que generó el Cuenca, pues los morlacos no se lanzaron atrás. Al contrario, acosaron durante todos los primeros 45 minuto a Domínguez, quien apareció para contener remates de Laurito y Govea. Algunos disparos fueron de media distancia, pero otros fueron en jugadas mano a mano, cortesía de una zaga capitalina que jugaba en ‘slow motion’.

Lo mejor de Liga estuvo, en cambio, en su trato a la pelota, a ratos elegante, y en su paciencia para desabrochar a la defensa rival. El volante Ezequiel González repartió balones y pudo asociarse de buena manera con el ariete Hernán Barcos y con los laterales Marlon Ganchozo (el juvenil que a los tiempos reapareció de titular) y Néicer Reasco, el capitán.

No funcionó tan bien la sociedad con Claudio Bieler, quien todavía está duro para el flexible juego de la ‘U’; pero actitud no le faltó (en el segundo tiempo, el ‘Taca’ se perdió un gol con un desprolijo golpe de cabeza con el arco a su entera disposición).

Con el ‘Equi’ tomando la batuta, y con la puntería afinada de varios de sus jugadores, los albos pudieron remontar y liquidar el pleito antes de ir al descanso. Barcos puso el empate al minuto 24 a boca de jarro, luego de que Reasco no pudo definir en una jugada iniciada por el propio ‘Pirata’.

[[OBJECT]]

El partido fue de ida y vuelta, pero mientras Laurito desaprovechaba sus opciones, los universitarios aumentaron el marcador. Reasco se desquitó del gol que falló al definir, ahora sí con precisión, ante la meta desguarnecida tras un rebote del meta Esteban Dreer. El arquero no pudo contener un disparo de Barcos.

Un ejemplo perfecto de la diferencia de ambos equipos, en cuanto a la definición, llegó al minuto 43: el morlaco Javier Robles cobró un tiro libre, pero su remate dio en la barrera. Un minuto después, los albos tuvieron un tiro libre casi idéntico al que desperdició Robles. Cobró el ‘Equi’, que metió el esférico al fondo de las mallas. Golazo aplaudido por los 6603 que ayer pagaron su boleto.

El segundo tiempo fue otra historia, con Soler enviando a su equipo al ataque, pero con el medio campo local mucho más firme. Creció la figura de Ulises de la Cruz, que no dejó pasar rivales por su frente. Fernando Hidalgo también contuvo a los morlacos, que ya no lucieron tan peligrosos, pero que tampoco se entregaron.

Con el cotejo controlado, ahora sí la ‘U’ hizo toques vistosos, de fantasía. Fue Ulises de la Cruz quien, a 10 minutos del final y gracias a un derechazo de media distancia, puso el 4-1.

Liga no cerró bien esta fiesta. Pese a su dominio abrumador de la pelota y el tiempo, el Cuenca apretó en los minutos finales y estuvo cerca de anotar. La defensa de Liga hacía agua de nuevo. Julio Angulo ingresó en el minuto 68, estrelló un balón en el poste. Y Guagua fue expulsado.

Fue un final agridulce, pero el marcador pone a Liga de Quito a soñar con el título.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)