4 de September de 2011 00:48

Los juveniles se han vuelto un aporte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Paúl Minda aún tiene fresca en la memoria la frase que le dio el DT Éver Hugo Almeida, el día en que debutó en Primera con El Nacional, en el 2006: “Entra y haz lo que puedas, lo que sabes”.

Hoy su realidad es distinta, aunque todavía es un jugador Sub 20. El DT Mario Saralegui le da indicaciones sobre cómo moverse en la cancha, recibe instrucciones específicas y siempre espera de él un aporte adicional.

En aquel 2006, cuando la Ecuafútbol obligó a los clubes profesionales a que incluyeran en los roles titulares a un juvenil, los DT los metían a la cancha durante uno o dos minutos, luego los reemplazaban por los experimentados. Minda, en cambio, debutó y actuó 15 minutos. Ahora, hay partidos en los cuales es titular y otros en los que entra al cambio.

[[OBJECT]]

“Me siento parte íntegra del equipo, hasta el trato de mis compañeros cambió”, así lo recuerda el jugador que también formó parte de la preselección Sub 20. Incluso, con una sonrisa, cuenta como anécdota que en sus inicios como profesional, sus compañeros no le pasaban el balón por temor a que lo perdiera. “Ahora me lo dan y esperan que haga una genialidad”, dice el imbabureño.

Esta es la realidad por la que atraviesan ahora los jugadores juveniles en los clubes, que antes eran vistos como un parche por sus entrenadores. Hoy, son parte de los sistemas y algunos equipos terminan hasta con dos y tres juveniles en la cancha.

La preparación física y táctica de los juveniles también cambió para afrontar esta nueva realidad, en la cual los clubes “comprendieron que el fútbol es un negocio y que en la cantera está el futuro”, como refirió el DT Saralegui.

Mario Pineida, José Ayoví (Sub 20) y Christian Ramírez (Sub 17) son prueba de ello. Durante el entrenamiento con el plantel del Independiente del Valle, el DT Carlos Sevilla les exige marca, precisión en los pases y mucha salida por sus costados cuando tengan posibilidades de hacerlo.

Sevilla también recuerda ese inicio de la reglamentación. Se justifica: “Pasa que antes los técnicos teníamos temor de perder por la reglamentación. Buscábamos jugadores en posiciones poco comprometidas, como volantes de marca y laterales”.

En los últimos encuentros, Ayoví, Pineida y Ramírez se han consolidado como titulares o alternantes dentro del esquema del conjunto del Valle.

“En mi debut, hace dos años (2010), el DT Janio Pinto me pidió que dejara de pensar ya como juvenil, que me mentalizara como un profesional”, rememora el esmeraldeño, quien recibió mayores oportunidades con el estratega argentino Guillermo Duró.

Para soportar el desgaste físico y poder chocar con los jugadores experimentados, los juveniles son sometidos a un intenso trabajo físico, de acuerdo con su contextura, peso, habilidad, condiciones, entre otras cosas.

Así lo india Gabriel Souza, preparador físico de los puros criollos. “Una cosa es la edad cronológica y otra la biológica. Hay chicos de 18 y 19 años que tienen una gran contextura que se puede aprovechar. Se deben potenciar esas cualidades de forma individual”, detalla el profesional nacido en Uruguay.

“Me habría encantado tener esa oportunidad de atajar en Primera siendo juvenil, pero los técnicos y directivos temían que pudiera errar bajo el arco por mi edad e inexperiencia, aunque sabían que tenía buenas condiciones”, opina el golero Adrián Bone, de 23 años, quien ataja en Deportivo Quito y mantuvo su valla invicta en las seis primeras fechas del Campeonato Nacional.

Ahora la situación cambió para los juveniles, asegura también Pablo Cisneros, médico del cuadro de la Plaza del Teatro.

Los clubes se preocupan de mejor manera por su alimentación, de su formación, de su vida personal. “Son chicos en formación y merecen un cuidado especial, aunque el trato es igual que al resto del plantel”, agrega el galeno.

Actualmente, los juveniles no solo son tomados en cuenta, sino que se han convertido en un pilar importante en los equipos de la Serie A. Además, ellos serán los futuros jugadores de la Selección Nacional mayor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)