27 de August de 2011 00:02

Los jugadores del Barcelona recibieron una visita desde Paute

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El niño Steven Rivera miraba de un lado a otro afuera de la cancha alterna del estadio Monumental. Parecía ansioso. En sus manos tenía un esfero de tinta roja y una hoja cuadriculada que había arrancado de un cuaderno espiral que guardaba en su mochila.

Él es arquero de la sub 15 de la escuela de fútbol de la Liga Deportiva del cantón Paute (Azuay). Ayer visitaron a los jugadores canarios durante su entrenamiento de cara al partido de mañana, a las 16:30, contra el Manta.

El viaje fue originalmente para jugar dos partidos amistosos contra las escuelas de fútbol de Alejandro Alfaro Moreno y Luis ‘Chino’ Gómez. Pero aprovecharon para conocer a sus ídolos que solo los habían visto por televisión.

Steven quería conocer al arquero Máximo Banguera. Ese fue su deseo desde que se subió al bus que los trasladó a él y a 27 menores más desde su ciudad natal. El viaje empezó a las 03:00 de la madrugada y duró cuatro horas. A las 08:00 y después de desayunar bolones de chicharrón y queso con café fueron al Monumental.

Jairo Carpio, al igual que la mayoría de los menores, esperaba al mediocampista argentino Damián Díaz. Él también es volante de creación en su equipo y quería preguntarle cómo había alcanzado la habilidad y la destreza que tiene para dominar la pelota.

“¿Me puedes compartir cuál es tu secreto para jugar tan bien?”, le preguntó el menor al jugador, al finalizar la práctica. “No hay secretos, solo confianza, esfuerzo y perseverancia”, le respondió el ‘Kitu’, como se conoce al futbolista, mirándolo a los ojos.

Los compañeros de Jairo escuchaban con atención. Algunos se habían sacado la chompa azul con relieves amarillos que los había protegido del frío para hacerlas autografiar por los jugadores. Otros esperaban con sus cámaras y celulares listos para fotografiarse con Pablo Palacios e Iván Borghello y con el DT Luis Zubeldía.

Los padres de los menores entraban por momentos en la misma dinámica. Patricia Montes es hincha del Cuenca y admira al mediocampista orense Hólger Matamoros. En su celular tenía una foto que se tomó con el futbolista, en el 2008, cuando este jugaba en el club morlaco. “Desde ese día no lo veo en persona”.

Había pasado 45 minutos desde el final de la práctica cuando la ‘Chicharra’, como se lo conoce a Matamoros salió de la zona de camerinos del Monumental. Montes se puso nerviosa en ese momento. Transpiraba y se reía sin justificación alguna.

“Me regala una fotito y un autógrafo”, pidió al jugador antes de que ingresara a su auto. “Claro”, le respondió. En el autógrafo, sin saber que era hincha del Cuenca, Matamoros puso: “Con cariño para Patricia, una hincha que nos apoya incondicionalmente”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)