Yaku Pérez logra ‘precedente histórico’ …
Judicatura suspende al presidente de la Corte Nacion…
Asambleísta Carrillo resultó herida por un asalto con arma
Judicatura habla de destitución de Saquicela, tras f…
¿Cuándo es el Día del Padre en Ecuador?
Lo que se sabe de las explosiones en Daule
Así golpea el imparable ascenso del dólar a la econo…
Audiencia en caso Llori se instaló entre incidentes

El juego entre Liga de Quito y Barcelona tendrá un estricto operativo y los hinchas no podrán llegar a Ponceano

La final del campeonato nacional 2020 el 29 de diciembre en el estadio Rodrigo Paz Delgado. Archivo/EL COMERCIO

La final del campeonato nacional 2020 el 29 de diciembre en el estadio Rodrigo Paz Delgado. Archivo/EL COMERCIO

La final del campeonato nacional 2020 el 29 de diciembre en el estadio Rodrigo Paz Delgado. Archivo/EL COMERCIO

El partido de la quinta fecha del campeonato nacional entre Liga de Quito y Barcelona, en el estadio Rodrigo Paz Delgado, tendrá un operativo especial este sábado 20 de marzo. Será un plan de seguridad y de protocolos similar al que se aplicó en la final del campeonato 2020. 

La Policía Nacional y la Policía Metropolitana coordinarán un operativo de seguridad en los alrededores del escenario deportivo desde las 15:00. Se ubicarán vallas de protección para evitar que los hinchas se acerquen al escenario deportivo

Para el traslado de los equipos también se contará con resguardo policial desde los sitios de concentración. “Todas las personas que vayan a ingresar al escenario deportivo tendrán que estar tres horas para una prueba rápida en las carpas del escenario”, informó Liga de Quito  en un boletín de prensa sobre la organización del partido. 

Es obligatorio para todos los asistentes ingresar con las pruebas. Tanto los jugadores de LDU como de Barcelona también deberán someterse a las pruebas con anticipación para que se llene el formulario médico que exige la LigaPro. Los pasabolas, el personal  de seguridad y los periodistas deben llegar con anticipación al escenario deportivo. 

La Policía mantendrá vigilancia en tres y hasta cuadra cuadras a la redonda del escenario deportivo. Esto para evitar que los hinchas blancos o amarillos lleguen a las inmediaciones del estadio. Tampoco se permitirán las aglomeraciones con los conocidos banderazos