Geofísico explica por qué se registran sismos en agosto
En Quito y Guayaquil está prevista la venta de test …
Los nuevos emprendimientos se incuban en las aulas u…
Lula parte como favorito en elecciones brasileñas
Oferta universitaria se adapta a las necesidades de …
Policía solicita se le procese a Bolsonaro por desin…
Las maestrías virtuales se fortalecieron con la pandemia
Las carreras STEM son las profesiones del futuro en Ecuador

Los jueces no pitan con los intercomunicadores

Los árbitros dejaron de utilizar el sistema de intercomunicación en los partidos desde el último fin de semana de octubre. La compañía Motorola se los retiró debido a que el contrato por auspicio con el gremio de jueces venció en mayo pasado y no se renovó.

Pese a que la relación contractual terminó, los árbitros siguieron utilizando los uniformes con la marca respectiva y el sistema de comunicación. La marca de implementos deportivos Diadora, fue la encargada de diseñar y elaborar la vestimenta.

Pero desde hace tres semanas los réferis utilizan un uniforme confeccionado por Marathon Sport. La indumentaria fue entregada por la Federación Ecuatoriana de Fútbol y gestionada por Jorge Benavides, vicepresidente de la Asociación de Árbitros del Ecuador, quien le confirmó a este Diario que Marathon “es el nuevo auspiciante del gremio”.

Alfredo Intriago, presidente de la Asociación y quien se encontraba pitando un partido en Egipto cuando se estableció el convenio, asegura que los jueces no tienen un auspiciante definido porque “se pretende renegociar con Motorola por un año más”.

Esteban Delgado, gerente de marketing de Marathon, confirmó que se trata de un auspicio, pero hasta el cierre de esta edición no respondió un cuestionario que este Diario le envió por correo electrónico para conocer detalles sobre el mismo.

El auspicio, según Benavides, consiste en la entrega, a cada árbitro, de tres uniformes de distintos colores, un calentador, una chompa para el frío, un par de zapatos y tres pares de medias.

Según el réferi una de las razones por las que no se renovó el contrato con Motorola fue por “la incomodidad que nos generaba correr con aparatos demasiado grandes y pesados”.

El contrato con Marathon se firmó por un año. El compromiso de los jueces es mostrar la marca en las mangas, en la zona posterior de la camiseta y en la pantaloneta. Según Benavides la relación podría prolongarse un año más, pero Intriago aseguró que si las negociaciones con Motorola prosperan “tendrán que elaborarse nuevos uniformes que tengan los logotipos de las nuevas marcas que nos auspicien”.

Los jueces no pitarán con los intercomunicadores hasta el inicio del campeonato del 2011.