Fuertes enfrentamientos en Calderón dejaron dos UPC …
La Conaie pide que se concluya el diálogo con el Gob…
Asamblea no alcanzó los votos para destitución de Gu…
Paralización de un servicio público, el delito que m…
En julio iniciará la revisión técnica vehicular en Quito
¿Habrá clases el miércoles 29 de junio?
Fiscalía abrió investigación por la muerte de un mil…
Comunidad Lgbti ratifica marcha del Orgullo en Guayaquil

Jeremy Sarmiento le dijo no a España e Inglaterra por Ecuador

Jeremy Sarmiento en el juego ante Chile el 16 de noviembre. Foto: EFE

Jeremy Sarmiento nació en España y a los siete años se mudó a Inglaterra. No obstante, sus dos padres son ecuatorianos y eso fue determinante para elegir defender a la Selección de Ecuador.

A sus 19 años, su carrera se ha desarrollado en Europa y disputó partidos en divisiones juveniles con los británicos. No obstante, ya defendió a Ecuador en las eliminatorias rumbo al Mundial Catar 2022.

En diálogo con Pública FM, el extremo se refirió a su decisión por el combinado ecuatoriano y su relación con el DT Gustavo Alfaro. Además, ahondó en su campaña y los éxitos en el Brighton, plantel que comparte con Moisés Caicedo. 

Jeremy Sarmiento y el sueño con Ecuador

El futbolista relató cómo y porqué rechazó a otras selecciones para jugar con Ecuador. “La selección inglesa no paró de llamarme, también la de España. Yo siempre tuve el sueño de representar a mi país, al país de mis padres y darles esa felicidad”, dijo el delantero. 

Sarmiento agradeció al cuerpo técnico por la convocatoria, al igual que por la paciencia y apoyo en medio de sus lesiones. El llamado lo recibió cuando debutó con el Brighton and Hove Albion de Inglaterra y ahora se siente como en casa. 

Anteriormente, el deportista de 19 años estuvo en el Benfica de Portugal y en el Charlton Athletic. Aunque siempre se tuvo el interés en él, nunca formó parte del equipo juvenil de la Tricolor.

Amistad con Moisés Caicedo.

A las puertas del final de la temporada de Premier League, el tricolor fue electo como el mejor jugador joven de su club. Sus partidos con el plantel sub-23y en la liga inglesa lo llevaron a adquirir el premio. 

Antes de ascender al equipo de primera, estuvo tres meses con el cuadro menor. El sabía que esa es la modalidad y no desaprovechó su oportunidad. 

Su relación con Moisés Caicedo también lo empuja para mejorar su trabajo y su rendimiento. Por su compañero tiene admiración y cree que está en su mejor momento.