4 de September de 2011 00:48

Ischia es feliz en Quito: gana y goza de la gastronomía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La práctica es intensa en el complejo de Carcelén. Un puñado de jugadores profesionales de Deportivo Quito se enfrenta a los integrantes de la Reserva ante la atenta mirada de Carlos Ischia.

Los jóvenes jugadores de la Reserva, que en la mayoría de casos no superan los 20 años, se muestran ante el técnico argentino. No dudan en ‘barrerse’ a los pies de jugadores experimentados como Luis Checa o eludir con clase a Pedro Esterilla. “Ellos saben que Ischia no tiene problemas en poner a un jugador juvenil. Él es muy afín a utilizar talentos nuevos, por ello, los juveniles se motivan”, confiesa Víctor Manuel Battaini, el director de las Divisiones inferiores del cuadro azulgrana.

Carlos Ischia mira la práctica y continuamente se levanta una gorra azul para secarse el sudor en la calurosa mañana capitalina del viernes. El ‘Pelado’ está feliz por la campaña de Deportivo Quito y reconoce su gusto por promover a nuevos talentos. “Pedrito (Velasco) juega los 90 minutos. También está Luis Arce (16 años) o Dimas Vera (tercer arquero del equipo que tiene 19 años). Promocionar a los jugadores jóvenes es asegurar el patrimonio del equipo”, dice convencido el ex técnico de Boca Juniors y Vélez.

Ischia es desde mayo técnico del cuadro azulgrana y tras tres meses y medio de trabajo es señalado como el gran responsable de la espectacular levantada del equipo en el torneo nacional.

Deportivo Quito domina con autoridad en la segunda etapa del torneo. Lleva ocho triunfos consecutivos y aún no ha recibido goles. Está a tres triunfos de igualar la marca histórica de El Nacional, que en 1976 obtuvo 11 victorias.

El DT tiene la película clara: no existen los equipos imbatibles. “Sabemos que en algún momento vamos a perder, pero vamos a tratar de alargar nuestra racha lo más que podamos”.

Pero ¿cuáles son las claves de esta campaña exitosa? Jaime Molina, el coordinador del equipo, dice que Ischia es un factor clave. “Ha impuesto normas claves de convivencia como el respeto y el buen ambiente para trabajar. Los jugadores se sienten cómodos y pueden expresarse”.

Jairo Campos, defensa del equipo, dice que Ischia ha potenciado los talentos del club: “Te habla directamente, sabe motivarte y sacar lo mejor de cada jugador. Los entrenamientos son divertidos y trata de hacer llevaderas las concentraciones”.

El entrenador es el líder de un grupo formado además por su asistente y ex compañero en el Junior de Barranquilla, Óscar Quiroga y los preparadores físicos Diego Rouse y Facundo Martínez. Rouse es además su yerno, pues está casado con su hija Leticia. Él es el preparador físico principal y uno de los mayores ‘cómplices’ del DT en las prácticas.

Ischia es el líder del grupo y también el encargado de analizar a los adversarios. Todas las tardes revisa videos de jugadores rivales, además de periódicos nacionales e internacionales y la Internet. Al igual que su mentor Carlos Bianchi, le gusta estar al tanto de todos los detalles y hace pocas semanas sufrió, al darse cuenta que no conocía nada sobre Junior Sornoza, el juvenil de Independiente, que entró al cambio en el partido ante los azulgranas. “Pregunté cosas de él en el mismo partido. Me gusta estar en todos los detalles”.

La presencia de Rouse, de su hija Leticia y de sus nietos Ramiro (5 años) y Rose (9 meses) hacen más llevadera la estancia del técnico fuera de casa. El entrenador revela sentirse cómodo en Quito, en donde ha probado cebiche y pescado fileteado y apanado. Pero su mayor debilidad es el aguado de gallina, “es delicioso” dice mientras une sus dedos pulgar e índice.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)