10 de July de 2012 18:59

La indiscutible idolatría de Barcelona, uno de los equipos más populares del país

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En los festejos por el primer lugar de Barcelona en la primera etapa del Campeonato Nacional, el domingo pasado, se escucharon algunos cánticos de la hinchada amarilla con la palabra ‘ídolo’ como bandera de aliento. Por ejemplo, dos barras claves que se vieron en los festejos fueron: “un solo ídolo tiene el Ecuador”, o también “¡ídolo!, ¿cómo te explico cuanto te amo yo?”.


El DT amarillo, Gustavo Costas, se mostró sorprendido por toda la idolatría que se vio en las calles de Guayaquil y en otras ciudades del país. “Nunca me imagine que esto sería así”, dijo el DT. Fue una gran fiesta sin trofeo. Pero, ¿por qué es ídolo el equipo guayaquileño?

Los argumentos de los hinchas y dirigentes se sustentan en su historia de hace 87 años, cuando se fundó uno de los equipos considerado, ahora, entre los más grande del país. Barcelona es el único equipo del Ecuador que desde que se inició el fútbol profesional nunca ha descendido de categoría. Además, ha ganado 13 campeonatos nacionales, con lo cual se convirtió en el equipo con más títulos en la Serie A de Ecuador junto con El Nacional. El último fue en 1997.

La popularidad amarilla siempre existió. En un artículo histórico publicado en la página electrónica del equipo guayaquileño se recogió un relato conmovedor que demuestra cómo ha sido la historia del plantel y el delirio que ha causaso siempre en sus hinchas. “Había que cerrar puertas y ventanas en la casa, la gente se trepaba y gritaban, especialmente luego de ganar los clásicos a Emelec”, relató Simón Cañarte, uno de los primeros goleadores en la historia de los torneos nacionales con la camiseta de los amarillos.
Otra prueba de fidelidad de Barcelona es que en 15 años no ha conseguido ni un solo título, pero su afición y popularidad no se han perdido y aún viven con hazañas como la hecha en Argentina el 29 de abril de 1971.


En 1971 se dio la victoria de Barcelona sobre Estudiante en lo que es considerado uno de los hechos importante en la historia del balompié nacional. El autor del único gol del partido fue un sacerdote Vasco: el padre Juan Manuel Basurko, quien había llegado silenciosamente a Barcelona, y a los 18 minutos del segundo tiempo en el mismísimo estadio de los pincharratas, había vencido con un derechazo inolvidable ganó a los entonces Tri campeones de la Copa Libertadores de América (1968,69 y 70). Hubo el antecedente del triunfo de Estudiantes sobre Barcelona por 1-0 en Guayaquil.


El diario el Clarín de Argentina se asombraba por el resultado, por el hecho que basurko fuera sacerdote y que todo el dinero que ganaba en el fútbol profesional lo diera a la parroquia.

Es una de las páginas inolvidables que se han escrito en los años de vida de Barcelona y en la historia del fútbol ecuatoriano. Es uno de esos hechos que atildan aún más la relación de un club con sus seguidores que no olvidan esos capítulos de transcendencia en la Copa Libertadores.


Barcelona saboreó Libertadores. En 1990 hizo contrataciones extranjeras de altísimo nivel como Marcelo Trobbiani un ex mundialista, campeón con Argentina en México 86, Mario Saralegui campeón de la Libertadores e Intercontinental con Peñarol, campeón de Copa América con Uruguay y Luís Alberto Acosta que había ganado la Copa América con Saralegui en 1983.

En la final Barcelona perdió ante Olimpia, en Asunción (2-0) y en Guayaquil empató 1-1. En 1998, en cambio, otra vez fue finalista. En la final el ‘ídolo’ enfrentó a Vasco da Gama, en Brasil y perdió 2 a 0 y en la revancha en Guayaquil cayó 2-1. A pesar de todos sus esfuerzos, Barcelona no pudo ganar ninguna de sus dos finales en la copa Libertadores del 90 y 98.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)