Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
Alimentos que ayudan a la oxidación de grasa
El Consejo de Participación Ciudadana retoma los con…
Una familia unida espera la recuperación de policía …
El patrimonio de Quito ya tiene 115 guardianes
La pandemia no afectó a la oferta de estudios extrao…
La figura paterna, entre realidad y ficción en la pantalla
Pichincha superó a Guayas en muertes por covid-19 en el 2020

Independiente perdió su invicto de local por torneos internacionales, ante Palmeiras

William Joel Pacho Tenorio (i), defensor del Independiente del Valle, disputa el balón con Raphael Cavalcante Veiga, volante del Palmeiras, durante el partido por el Grupo A de la Copa Libertadores entre Independiente del Valle y Palmeiras hoy, en el estadio Rodrigo Paz Delgado de Quito (Ecuador). EFE

Hasta que llegó el día en que se perdió el invicto. Independiente del Valle no era derrotado de local por torneos internacionales hace 33 partidos. De hecho, jugar en casa era su fuerte, hasta este martes 11 de mayo del 2021. Palmeiras se impuso 1-0 y se clasificó a octavos de fina.

Los rayados se complicaron en el Grupo A. Debían ganar para seguir en pelea por uno de los cupos a la siguiente fase. Por más que buscaron hacer daño, todos sus intentos sirvieron muy poco. Los brasileños no pasaron del susto.

El único tanto del partido lo hizo Raphael Veiga, desde el punto penal. Fue un premio al orden táctico en defensa y en los contragolpes. 

Los rayados no supieron sacar ventaja en el primer tiempo. Christian Pellerano, Jhon Jairo Sánchez, Lorenzo Faravelli y Pedro Vite  desordenaron al Palmeiras, que por momento se vio desesperado por la intensidad de los locales y sobre todo la posesión del balón.

Eso sí, el plan del primer tiempo no fue perfecto. Desgastó a los brasileños, pero hizo poco daño. Llegó al arco de Weverton varias veces, pero con contadas chances de gol.

Palmeiras apostó a los contragolpes. Llegó poco al área local, pero cuando lo hizo intentó sorprender a una defensa que ganó en velocidad. 

Al cierre de los primeros 45 minutos, Luis Adriano intentó llevarse del golero Moisés Ramírez y fue derribado en el área. Esto obligó al árbitro a determinar penal a a favor de los paulistas.

El cuadro paulista pudo sostener el resultado durante el primer tiempo. Independiente mejoró en su ofensiva, pero sin precisión en remates. Hizo de todo. Trató con jugadas de pelota detenida, centros al corazón del área y fútbol asociado.

Pero el orden de Palmeiras en defensa fue inquebrantable. La desesperación por conseguir al menos un punto hizo que los delanteros se equivocaran. 

Los cambios aportaron para llegar mejor al área rival, pero no para marcar goles. Eso fue lo que complicó al equipo de Paiva, que deberá viajar a Perú y enfrentar al Universitario.