26 de September de 2010 00:00

La inclusión del juvenil restó minutos a los experimentados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Gonzalo Chila fue el jugador que más impresionó a Edgardo Bauza en la pretemporada. El jugador, nacido en Muisne hace 26 años, impresionaba por su velocidad y por la dinámica de juego. Sin embargo, el volante izquierdo o carrilero de Liga no ha podido consolidar una gran campaña. Jugó como titular el primer partido (empate de la ‘U’ 2-2 ante Macará como visitante) y después tuvo que ceder su lugar a un jugador juvenil en la mayoría de juegos. De acuerdo con la norma de Ecuafútbol, en todos los partidos del torneo ecuatoriano los equipos deben tener en cancha a un jugador menor de 20 años, al menos 45 minutos. La medida busca incrementar la experiencia y el roce de los jugadores, pensando en las selecciones juveniles. De procesos como este han salido jugadores que luego se han consolidado como titulares en sus equipos como Andrés Vinueza de Olmedo, Joao Rojas de Emelec o Jefferson Montero, quien ahora milita en el Villarreal de España. Sin embargo a algunos jugadores, como a Chila, la medida les ha restado minutos en cancha. En esta temporada, el ex jugador de Olmedo y Aucas ha ingresado en 19 ocasiones en el segundo tiempo, según las estadísticas de Aurelio Dávila. Regularmente suele ingresar a los 55 minutos, en reemplazo de Marlon Ganchozo o de Nelson Martínez. “Mi intención siempre es buscar ser titular, para eso trabajo. Pero hay que apoyar a los juveniles”, dice tímidamente el jugador al salir del entrenamiento albo. Los equipos deben cumplir la norma, pero toman precauciones: en ninguno de los 12 clubes, el puesto del juvenil es ocupado por un guardameta. Otros puestos claves como los de zagueros centrales o delanteros también son espacios con poca participación para los juveniles. Carlos Sevilla, técnico de Deportivo Quito, tiene la explicación. “A los jóvenes hay que llevarlos poco a poco, no cargarlos de presión. Los ubicamos en zonas en las que puedan ser arropados por el resto de sus compañeros. La zona ideal para los jóvenes es la mediacancha. En el caso de los chullas, los juveniles más usados son los volantes Pedro Pablo Velasco y Dixon Arroyo. En el segundo tiempo son reemplazados por Michel Castro, en algunos casos o por Pedro Esterilla. Además de Chila, Esterilla o Castro, otros jugadores como el volante ofensivo o mediapunta Luis Miguel Garcés (Barcelona) han perdido opciones de jugar.El ex jugador de Macará y Liga ha ingresado al cambio por Dennis Quiñónez, Bryan de la Torre y Darío Cedeño. “A todo jugador lo que más le gusta es estar en la cancha. Desde afuera se sufre mucho más, pero son disposiciones del técnico y hay que obedecerlas”, asegura Garcés.Daniel di Leo, asistente técnico de Liga, dice que los jugadores experimentados entienden perfectamente las reglas de juego y por tanto no hay desmotivación cuando están fuera de la cancha. Sin embargo, dice que hay que tener cuidado con la cantidad de tiempo que se da a los juveniles. “Muchas veces la gente se olvida que son muchachos que están empezando y los empiezan a pifiar. Hay que administrar la presión”, dice el asistente.El Nacional es uno de los pocos equipos que dio la responsabilidad de atacante a un juvenil: Marlon de Jesús. El delantero choteño, que incluso ya fue convocado a la Selección de mayores, se ha propuesto como meta adueñarse del puesto de delantero y tratar de jugar los 90 minutos. Por su buen momento, Édison Preciado y Michael Jackson Quiñónez han tenido que mirar gran parte del cotejo desde el banco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)