21 de July de 2012 00:01

Ibarra el golero de las cuatro décadas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Johvani Ibarra es como el vino. Entre más añejo, mejor. Así lo demostró el fin de semana pasado, con su trabajo en el cotejo Independiente del Valle vs. Liga de Loja.

Ese día, el arquero imbabureño, que el 8 de septiembre cumplirá 43 años, impidió que Carlos Feraud, Johnny Uchuari y Fabio Renato de Azevedo gritaran ¡goool!

Tras esas atajadas, Ibarra ve más lejana la fecha para su retiro. Dice que hay Johvani para rato. Con él coincide el estratega ecuatoriano Ernesto Guerra, quien lo hizo debutar hace 20 años. “Si Johvani sigue tapando así, el equipo cosechará más frutos”, mencionó.

Lo que el golero sí tiene claro es que sus últimas voladas serán vistiendo la casaca de El Nacional, el equipo de “sus amores”.

“Ay, mi ‘Nacho’. A ese equipo lo llevo en mi corazón”, dijo Ibarra, mientras espanta a unos mosquitos que se asentaron en su pierna izquierda, en el complejo de Sangolquí, el pasado miércoles.

Hasta que el día de su retiro llegue, el golero, padre de tres hijas, sigue fiel con su estilo de vida. No toma bebidas alcohólicas ni gaseosas. Tampoco ingiere fritos ni grasas. No fuma ni se trasnocha.

“No le miento, pero la primera vez que tomé fue en mi matrimonio, cuando tenía 24 años”. Añade que esa vez saboreó el extinto Ron Caney. Ahora acepta una copa por cortesía, asreguró

De eso da fe Juan Carlos Garay, asistente técnico de Dep. Quito y ex colega de Ibarra en el club militar. “Era muy responsable, por eso después de unos tres años alcanzó la titularidad”, recordó.

Para rendir al 100% en los entrenamientos diarios, los televisores y las luces de su casa se desactivan a las 22:00. En época de vacaciones suele hacer una excepción.

Ese estilo de vida, apoyado por su familia y el deportólogo Óscar Concha, le permite seguir con su oficio, y formar parte de la historia del fútbol nacional, como uno de los goleros más ‘longevos’.

Hoy, Ibarra suma su partido número 600 en la Serie A. Lo siguen José F. Cevallos (527), Jacinto Espinoza (582)...

¿Y se siente contento con ser el arquero con más edad en el actual campeonato? “Claro que sí”. Lo admitió el miércoles, después de una práctica en Sangolquí, en la que lució muy serio.

Usualmente Johvani es bromista, pero cuando labora casi no sonríe. Le gusta estar concentrado para revelar sus ‘tips’ a 14 goleros de las categorías inferiores del Independiente del Valle.

Aunque le agrada su profesión, no le gustaría -después de su retiro- ser preparador de arqueros. El quiere ser DT y seguir los pasos de Guerra, uno de sus mentores.

Ibarra tiene muchos buenos recuerdos de ese estratega. “Ese técnico era un bacano”.

Su debut fue ante el club Delfín, el 24 de mayo de 1992. El Nacional ganó 5-1. Ese año el plantel criollo se llevó el trofeo tras empatar 1-1 con Barcelona, en el denominado ‘monumentalazo’.

Ese encuentro permanece en la mente de Ibarra porque su técnico decidió poner en ese cotejo al octavo golero. “Ese era yo”.

En esa portería, por lo general, estaban Milton Rodríguez y Carlos Delgado. “Ibarra era la juventud entre la experiencia, y menos mal se fue con la patadita en el trasero”, recordó Guerra, entre risas.

Ibarra se alejó del equipo de sus amores en el 2007, por disposición de la directiva.

Al siguiente año, el golero alzó la copa del torneo local con la camiseta del Deportivo Quito. Hoy, junto con el arquero paraguayo Librado Azcona, defiende el pórtico de Independiente del Valle.

El trabajo que realiza Ibarra en el complejo de Sangolquí es igual al que ejecuta Azcona. El técnico Garay recuerda que en Deportivo Quito, su ex amigo ‘hacía horas extras’ en las prácticas.

Aquello le sirvió para que en el 2009 se adjudicara el bicampeonato con el equipo chulla. “Me esforcé porque quería demostrarles que los buenos resultados no eran coincidencia”, dijo Ibarra, mientras repetía su intención de abandonar los tres palos en un partido de despedida con el ‘Nacho’.

Ese deseo, aclara, jamás interferirá en su trabajo en el equipo del Valle, del estratega Carlos Sevilla, con quien celebró la tercera estrella de Deportivo, después de una sequía de 40 años (2008).

Más  ‘experimentados’ que continúan activos

Ryan Giggs  tiene 38 años. El centrocampista  galés  es uno de los referentes  del Manchester United (Inglaterra), club en el que juega el tricolor  Antonio Valencia. Debutó en el  club de los ‘Diablos Rojos’ en 1991.  Hasta el momento suma 178 goles.

Roberto  Acuña  tiene 40 años y sigue vigente.  Él  es un futbolista de origen argentino, nacionalizado paraguayo y  español.  Juega como mediocampista, actualmente en el Club Rubio Ñu,   de la Primera División de Paraguay. Suma cinco goles en su cuenta.
 
Javier Zanetti  es un jugador argentino de 38 años.  Juega de volante o lateral por ambas bandas,  y  también se desempeña como segundo volante central o de recuperación. Actualmente milita en el  Inter de Milan de la Serie A, de Italia.
 
Juan Sebastián  Verón nació en Argentina el  9 de marzo de 1975. Tiene 37 años. Actualmente juega  para el club llamado  Asociación Coronel Brands, en de la Primera división de la Liga Amateur Platense de Fútbol.  Debutó con Estudiantes, en 1994.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)