Bolsonaro acusa al Supremo de cometer un ‘deli…
Madre enfrenta al asesino que apuñaló 120 veces a su hija
Municipio de Quito trabaja con el sector productivo …
En la Asamblea se inició el tratamiento de dos propu…
Vacunados no quedan exentos de cumplir normas de bio…
La jirafa del zoológico de Loja murió por obstrucció…
Gobierno sugiere a panaderos que ajusten sus precios…
Cuatro casos de la variante Delta se han reportado e…

Hinchas de Boca Juniors organizan banderazo para que siga Riquelme

Durante la derrota ante Corinthians.   Riquelme se lamenta  porque no tuvo un buen partido. Al final, felicitó a sus compañeros.

Durante la derrota ante Corinthians. Riquelme se lamenta porque no tuvo un buen partido. Al final, felicitó a sus compañeros.

Miles de hinchas de Boca Juniors están organizando una convocatoria para el lunes en la puerta de La Bombonera para realizar un ‘banderazo’ a fin de lograr que siga en el club Juan Román Riquelme, el ídolo que anunció su alejamiento tras caer en la final de la Copa Libertadores el pasado miércoles.

Bajo el lema “todos por la continuidad de Román”, simpatizantes ‘xeneizes’ intentarán revertir la postura del capitán, según publicaron en las redes sociales Twitter y Facebook.

Riquelme, de 34 años, dijo que se siente “vacío” y que no seguirá jugando en Boca, aunque no confirmó si continuará en otro club, luego de la derrota ante Corinthians en Brasil, que le impidió a Boca ganar su séptima Copa Libertadores.

 En medio de rumores de conflictos con el entrenador, Julio César Falcioni, los hinchas se descargaron en distintos foros de las redes sociales y apuntaron también al presidente, Daniel Angelici. Mientras, Angelici dijo que está seguro de que el capitán no cambiaría de parecer si Falcioni dejara su cargo.

Además, pidió ayuda para convencer a Riquelme de que siga: “La familia, sus propios compañeros, todo suma. Y será bienvenido”. “(Riquelme) Jamás condicionaría su vuelta a la ida de Falcioni”, dijo Angelici en declaraciones a radio La Red, donde contó que le consultó al jugador si tenía problemas con el técnico y el ídolo le dijo que no.