México dará asilo a Pedro Castillo si así lo solicita
Dina Boluarte jura como primera presidenta de la his…
Nicolás Maduro rechaza condena por corrupción de Cri…
Seis candidatos a la Alcaldía de Quito firmaron comp…
Nayib Bukele rechaza recomendación de terminar estad…
Casos de viruela del mono suben a 405 en Ecuador
Ecuador se pronuncia sobre situación política en Perú
La mascarilla vuelve a ser obligatoria en espacios c…

Granda lidera una campaña por su nieto

‘Lalito’ Granda está internado en el Hospital Icaza Bustamante, de Guayaquil. Esta semana recibirá un alta temporal y luego debe regresar. Foto: Cortesía

Antes de salir de casa, el entrenador Eduardo Granda revisa su teléfono. Espera con ansias el mensaje de su nieto ‘Lalito’, que pese a luchar contra la leucemia se toma el tiempo para saludarlo y enviarle ánimo antes de los partidos
y entrenamientos.

Granda y su nieto son muy unidos, viven en la misma casa y se entrenaban juntos. Sin embargo, su enfermedad los separó en julio pasado. El menor, de 10 años, está internado en el Hospital Icaza Bustamante, en el norte de Guayaquil, cumpliendo un tratamiento oncológico.

“Cada día me manda un mensaje con un pulgar arriba, o un audio donde me promete que se va a recuperar para seguir entrenándonos juntos”, cuenta el actual asistente técnico de 9 de Octubre, que tuvo un paso por Barcelona, El Nacional, Emelec y las selecciones formativas de Ecuador.

Este es el partido más difícil para Granda. Su nieto lleva su nombre y además heredó su pasión por el fútbol. A su corta edad, ya disputaba torneos interbarriales y se destacaba como un atacante zurdo… actividades que ha debido suspender momentáneamente.

A la izquierda, Eduardo Granda junto a los estudiantes de su escuela de fútbol; con el número 10 se destaca su nieto, ‘Lalito’. A la derecha, como asistente de 9 de Octubre. Fotos: Cortesía

El menor tenía una rutina común, después de la escuela llegaba a casa y esperaba a su abuelo para ir juntos a los entrenamientos de la escuela de fútbol que administra Granda. Lo esperaba uniformado, sentado en la sala, con el balón en la mano.

Sus padres notaron que su rendimiento académico y deportivo decayeron; además, regularmente su piel palidecía y lucía débil. Un desmayo durante una práctica fue el detonante que los hizo acudir al médico, tras un hemograma, se detectó una leucemia linfoblástica aguda.

“Fue un ‘shock’ para la familia, el amor por los hijos es inmenso, pero la devoción por los nietos va más allá”, cuenta Granda con la voz entrecortada.

La situación económica de la familia es complicada. El padre de ‘Lalito’ -que también se llama Eduardo Granda- estaba desempleado en el momento de la hospitalización del menor; así mismo, su mamá Maite Montesdeoca es quien cuida todo el día del menor, en el hospital.

Por eso, empezaron una campaña para recaudar fondos. Eso les ayudó la semana pasada, cuando el pequeño entró en una crisis y tuvieron que comprar -de emergencia- varias pintas de sangre y plaquetas.

El ánimo de ‘Lalito’

Pese a su edad, el menor asimiló que debe luchar contra la enfermedad. Granda contó que el niño estaba preocupado por alejarse de las canchas y por perder su cabello, a causa de las quimioterapias, pero poco a poco lo aceptó.

Esta semana recibió la visita de su hermano Marcelo, también recibió videos de aliento de sus compañeros de la escuela de fútbol y también de los jugadores del primer equipo del 9 de Octubre.

“Muestra mucha fortaleza, es un niño admirable”, cuenta Granda. Ya finalizó su primera etapa de quimioterapias y esta semana tendrá el alta médica y después de una semana regresará al hospital. Su tratamiento durará por lo menos un año y medio.

Campaña solidaria

La familia Granda recolecta fondos para usarlos en el tratamiento de la enfermedad de ‘Lalito’. Se tenía previsto que la tarde de ayer se realizara un bingo solidario en Guayacanes, en el norte de la ciudad, donde reside el menor.

El DT Granda tiene ocho hermanos. Su numerosa familia también colabora con el tratamiento, a través de una cuota mensual. “Cada uno ayuda con lo que puede, somos muy unidos y esta vicisitud nos acercó aún más. Doy gracias a Dios”, dijo el estratega.

Habilitaron la cuenta de ahorros 46015202, del Banco Guayaquil, para recibir donaciones de las personas que se interesen en la causa.

Ayuda

Deporte. El menor, de 10 años, es un futbolista obsesionado. Le dedicaba más de dos horas al día a sus entrenamientos, en la escuela Eduardo Granda.

Sueño. Se desempeña como atacante, y le gusta lucir el número 10. Su objetivo es llegar a ser profesional. Su papá jugó en las reservas de Barcelona.

Apoyo del club. 9 de Octubre, donde labora Granda, apoyó al estratega con la donación de camisetas para el bingo que se realizaría ayer.

Fe. Todos los lunes, los Granda envían un ‘link’ de Zoom a sus amigos, dentro y fuera del país, para unirse en una oración por la salud del pequeño.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News