Ruth Arregui preside la Función de Transparencia
Ventas de noviembre alcanzaron niveles pre pandemia
Policía investiga ocho muertes violentas en Lago Agrio
Una mujer fue ejecutada en Guayaquil; criminalidad c…
Niños de 3 y 4 años recibirán la vacuna Sinovac
Un atentado descarrila un tren y deja al menos cinco…
Ganaderos piden a Gobierno que cumpla su promesa de …
9 500 municiones, destinadas a bandas delictivas, fu…

Jugadores de Liga exigen que se establezcan los premios económicos en caso de ganar la etapa

Los jugadores de Liga de Quito exigen que se establezcan premios económicos en caso de ganar la primera etapa. Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

Los jugadores de Liga de Quito exigen que se establezcan premios económicos en caso de ganar la primera etapa. Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

Los jugadores de Liga de Quito exigen que se establezcan premios económicos en caso de ganar la primera etapa. Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

“Estamos cerca de lograr un objetivo y aún no sabemos cuál será el premio”, expresó Hernán Barcos, delantero de Liga de Quito, esta mañana del 27 de junio, en el Complejo de Pomasqui, rodeado por sus compañeros del equipo principal. Con esto, se refirió a que los directivos aún no establecen un premio económico para el plantel por ganar la primera etapa del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol.

Los albos son líderes del torneo con 42 puntos y tienen la primera opción para adjudicarse esta fase, a falta de tres fechas.

El pedido altera la campaña del equipo. El lunes 25 de junio, los jugadores no se entrenaron como una medida ante lo que consideraron una falta de respuesta de los directivos por el tema. Hoy, 27 de junio, Barcos recalcó que esa paralización se debió a la falta de claridad por los estímulos económicos. “Normalmente, en cualquier club del mundo, en enero o febrero, se indica esto se va a ganar por partidos, campeonatos… Acá no se hizo, se arregló solo por partidos”, expresó el goleador argentino.

Ante esta medida, los directivos Rodrigo y Esteban Paz e Isaac Álvarez acudieron al complejo para dialogar con los futbolistas. Barcos expresó que se espera llegar a un acuerdo, mientras que Rodrigo Paz se mostró inconforme por la medida tomada por los jugadores. Él y los otros directivos evitaron dar declaraciones.

Barcos y Hernán Pellerano además se defendieron ante comentarios en redes sociales que los tildan de mercenarios. El gaucho expresó que le adeudan montos de primas.

Los jugadores están al día en el pago de salarios, pero insistieron en que no se arreglan los premios por objetivos ganados.

Esto ocurrió en la antesala del partido de los azucenas ante Universidad Católica, previsto para el lunes 2 de julio, en la Casa Blanca. Ese día, el club celebra 10 años de su conquista del título de la Copa Libertadores ante el Fluminense de Brasil, en el Maracaná.

Suplementos digitales