En 18 días empieza la regularización de ciudadanos v…
SRI emite reglamento de mediación tributaria
Así reclutan los narcotraficantes a los niños para s…
Lgbtiq se forman como empresarios y proveedores dive…
El comercio a Asia saldrá desde Posorja
La elaboración de las cometas se mantiene activa en …
La crecida de un río deja cuatro muertos en el centr…
Alcaldes de Ecuador y Perú firman convenio de hermanamiento

La FEF revisa los casos de Díaz y Palacios

En el Atahualpa.  Damián Díaz (der.) jugó el sábado ante la 'AKD'. Archivo /EL COMERCIO

En el Atahualpa.  Damián Díaz (der.) jugó el sábado ante la 'AKD'. Archivo /EL COMERCIO

La Comisión Disciplinaria de la Ecuafútbol se reúne esta tarde y analizará los informes de los árbitros y comisarios de los juegos Deportivo Quito frente a Barcelona y Liga de Loja vs. Universidad Católica. Estos partidos tuvieron tintes polémicos por las acciones de Damián Díaz, el mediocampista creativo de Barcelona, y Pablo Palacios, ariete del 'Trencito Azul'.

En el primer cotejo, Díaz tocó el pecho del juez Miguel Hidalgo con su dedo por una acción que consideró injusta. El partido se disputó el sábado en el estadio Olímpico Atahualpa.

El viernes, Palacios tocó sus genitales tras el encuentro entre lojanos y 'camarattas' en el estadio Reina del Cisne. Estas acciones quedaron registradas en videos de las televisoras que transmitieron los cotejos y circulan en la página web YouTube.

El organismo indicó que debe conocer los informes de los jueces de los partidos y, si es necesario, observar los videos para determinar posibles sanciones.

El artículo 166 del reglamento disciplinario determina que existe "sanción de un mes a un año calendario por empujar, golpear o escupir al árbitro".

Según Álex de la Torre, secretario del ente disciplinario, se deben observar los videos para conocer si existe algún tipo de agresión a los jueces.

Palacios se incorporó esta temporada a Universidad Católica para reforzar el ataque. Díaz es la figura del equipo del Astillero que mañana se medirá a Boca.

Suplementos digitales