Biden asegura que la solución entre israelíes y pale…
Sismo de magnitud 6.6 sacude la zona centro y sur de Chile
¿Cómo realizar el cambio de domicilio electoral por …
Fiscalía pide 40 meses de cárcel para Esteban Celi, …
3 927 vehículos en los patios de retención de la AMT…
¿Vas a postular a una carrera universitaria? Aquí es…
Ecuatoriano murió en aeropuerto de Turquía al revent…
Mujer de 74 años salva a su perro arrojándose sobre …

La FEF está fraccionada en dos grupos

Francisco Egas y su Directorio, durante el Congreso Ordinario del Fútbol que se realizó en enero de este año. Foto: Archivo EL COMERCIO

Francisco Egas y su Directorio, durante el Congreso Ordinario del Fútbol que se realizó en enero de este año. Foto: Archivo EL COMERCIO

Francisco Egas y su Directorio, durante el Congreso Ordinario del Fútbol que se realizó en enero de este año. Foto: Archivo EL COMERCIO

Las últimas tres sesiones del Comité Ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol fueron encabezadas por Jaime Estrada, vicepresidente. El directivo estuvo al frente de las reuniones que definieron el ‘fixture’ del torneo de la Segunda Categoría y los pormenores de la Supercopa Ecuador.

El manabita despacha en el edificio de Guayaquil, entre martes y miércoles, por lo que está pendiente de las reuniones que realizan las comisiones.

Incluso, asistió al último Consejo de Presidentes de la LigaPro, por la FEF.
Por eso, se mostró preocupado ante la falta de comunicación que existe entre él y el presidente Francisco Egas. Sin embargo, expresó que no existe una pelea o una separación de bandos en el organismo.

El miércoles pasado, el directivo dijo que desconocía el paradero del entrenador de la Selección mayor, Jordi Cruyff, y ese mismo día el estratega ofrecía entrevistas a periodistas en la Casa de la Selección.

“Más que un malestar, es un problema de información que no se ha dado. Esto no es de bandos, en el congreso no teníamos los mismos criterios pero fueron respetados”, dijo el directivo manabita.

Uno de los desacuerdos antes del Congreso, que se realizó en enero pasado, se debió a que Egas no habría presentado el presupuesto al Directorio, antes de socializarlo entre los congresistas, como lo establece el estatuto de la FEF.

Pese a lo dicho por Estrada, en el Directorio se evidencian dos grupos. El primero está conformado por Egas y Michell Deller. Mientras que en el grupo mayoritario, Carlos Galarza, Vicente Mantilla, Amílcar Mantilla, Alfonso Murillo y Édison Ugalde acompañan al vicepresidente Estrada.

Fueron ellos quienes enviaron un pedido de información formal al presidente Egas, para que aclare los detalles del contrato del DT Cruyff, su equipo de trabajo y del director deportivo, Antonio Cordón.

El pedido se lo había hecho anteriormente en la reunión del 17 de febrero en la Casa de la Selección, en Quito, cuando se registró una discusión entre dirigentes, que generó la renuncia del vocal Carlos Manzur, por “diferencias profundas en ideas y acciones”, según dijo a este Diario.

El escrito también solicita que se ratifiquen cambios en las comisiones. Una de ellas es la de arbitraje, debido a las ausencias de sus miembros en las reuniones, entre el 2019 y el 2020, según Estrada.

Este Diario conoció que en esa última sesión de Directorio, Galarza fue elegido por el grupo mayoritario como presidente de la comisión de arbitraje, en reemplazo de Rodrigo Espinosa, que se desempeñó en el cargo desde inicios del año pasado.

Esa designación molestó a Egas, que finalizó la reunión de manera abrupta y se retiró del lugar, según contaron los participantes de la junta.

Los cambios recién se harían oficiales este martes, cuando se realice una nueva reunión del Directorio, en Guayaquil. Se tiene previsto que el secretario Gustavo Silikovich entregue las credenciales ese día.

La junta está prevista para las 11:00. Egas ratificó que aprovechará la reunión para entregar la información requerida: los contratos de los entrenadores y de Cordón. Egas, según los dirigentes, advirtió que les mostrará los contratos, pero que antes “les confiscará los celulares para que no puedan tomar fotografías y evitar que los documentos se filtren”.

Suplementos digitales