Detenido en Letonia un parlamentario por protesta an…
¿Ya izó la Bandera de Quito?
Remoción de escombros sigue en Amaguaña, tras deslave
Autos, bus, moto… involucrados en dos siniestr…
Sismo de 5.22 en la Amazonía de Ecuador se sintió en Perú
Nueva York impondrá la vacuna a trabajadores del sec…
La Sesión Solemne en la agenda de Fiestas para el 6 …
Consejos para chicos frustrados por aplazamiento de …

España afronta con aire de ‘amistoso’ su visita a la República Checa

Seleccionador de España, Vicente del Bosque.

Seleccionador de España, Vicente del Bosque.

Sin ya nada por conseguir al tener segura su clasificación para la fase final de la Eurocopa-2012, la selección española de fútbol afronta como si fuera un amistoso el partido del viernes ante la República Checa en Praga (18:45 GMT), dentro de su preparación para el torneo.

Tanto este encuentro como el previsto para el martes en Alicante ante Escocia tienen gran importancia para sus rivales, que luchan por conseguir la segunda plaza y aspirar a un repechaje, pero la ‘Roja’, aunque pierda los dos encuentros, no puede ser desplazada del liderato. “Afrontamos el partido como profesionales. Queremos ganar (en la República Checa) y frente a Escocia en Alicante, lo mismo”, dijo el arquero Iker Casillas en la rueda de prensa de la víspera.

Para ese partido, el DT Vicente Del Bosque ha conservado el bloque habitual, pero ha incluido como principal novedad a Jordi Alba, del Valencia, que quiere probarle en el lateral izquierdo, siempre pensando en esa Eurocopa del próximo año, que tendrá lugar en Polonia y Ucrania.

El equipo también verá el regreso de Gerard Piqué y, sobre todo, de Carles Puyol, ambos centrales del Barcelona y de regreso de sus recientes problemas físicos, que habían disparado las alarmas en el club y en la selección. “Es muy importante (el regreso de Puyol). Es un jugador que ha sufrido mucho y es una alegría que haya veteranos como Puyol que estén de vuelta”, estimó Casillas, que también celebró la presencia de Jordi Alba en el grupo. Como principales ausencias en el desplazamiento a Praga están el volante Cesc Fábregas (Barcelona) y el atacante Álvaro Negredo (Sevilla) , ambos de baja por sendas lesiones.

España mantiene un camino espectacular en esta fase de clasificación para la Eurocopa, ya que ha ganado los seis partidos disputados, lo que le permite tener un pleno de 18 puntos, con ocho de ventaja sobre los checos, que son segundos con diez puntos, mientras Escocia es tercera con ocho.

Los escoceses se medirán el sábado a Liechtenstein, en un partido que parece reservar tres puntos seguros para el equipo, con lo que un triunfo español la víspera en tierras checas permitiría a los británicos ocupar la segunda plaza, antes de la última jornada. La República Checa afronta su partido ante los españoles como si fuera una final, con sus estrellas al frente: el portero Petr Cech (Chelsea) y los delanteros Milan Baros (Galatasaray) y Tomas Pekhart (Nuremberg). España, que se ha preparado los últimos días en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, en las afueras de Madrid, viajó el viernes a Praga. En el primer partido entre españoles y checos dentro de este grupo I, los primeros se impusieron como locales por 2-1, en marzo de este año en Granada.

Suplementos digitales