13 de September de 2010 00:00

D. Cuenca y El Nacional se acostumbraron al empate

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe.

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Por tercera vez, en la presente temporada, Deportivo Cuenca y El Nacional igualaron sin goles. Ambos equipos tuvieron la ocasión de marcar, pero a los atacantes les faltó jerarquía y además, el arquero del conjunto visitante, Danny Cabezas, estuvo inspirado.

Los dos empates (0-0) anteriores fueron en la primera etapa. El primero se registró el 6 de febrero y el segundo el 4 de julio, en Quito y Cuenca, en ese orden. Ayer, en el tercer intento, un sol radiante acompañó a los protagonistas.

fakeFCKRemoveEl equipo cuencano inició el juego arrollando al rival. En los primeros 25 segundos, Walter Chalá estuvo cerca de abrir el marcador, tras una jugada con el argentino Luis Miguel Escalada. La salida oportuna de Cabezas evitó la tempranera anotación.

Los jugadores locales, aprovechando que sus rivales aún no se acomodaban en la cancha, llegaron insistentemente al arco rival. Sin embargo, faltó puntería y tranquilidad, especialmente en Escalada, Mena y Chalá. El volante Hólger Matamoros, en cambio, probó de larga distancia.

Hasta los 20 minutos, el ‘Expreso Austral’ fue el absoluto dominador del balón y del partido. A partir de ese momento se equilibraron las acciones de juego y el cuadro militar empezó a inquietar al arquero argentino Esteban Dreer, a través de Cristian Suárez, Marvin Pita y Fricson Erazo.

La mejoría de El Nacional fue consecuencia de la reacción que tuvieron Pita y Wellington Sánchez, quienes crearon espacios y profundizaron balones rasantes para sus compañeros.

En cambio, Matamoros bajó su nivel ante la marca personal que hicieron, alternadamente, Flavio Caicedo y José Madrid.

Al término de la primera etapa, tres jugadores del representativo militar (Carlos Castro, Caicedo y Madrid) recibieron tarjeta amarilla por marcación agresiva a Matamoros. El volante orense estuvo por varias ocasiones en el césped. Se lo detenía a las buenas o a las malas, a pocos metros del árbitro Luis Espinel.

Para la segunda etapa, ambos equipos entraron a la cancha con una disposición ofensiva, pues el empate no era ningún negocio. Los técnicos Luis Soler y Mario Saralegui repitieron los mismos planteamientos del primer tiempo. Dep. Cuenca dibujó un 4-4-2 y El Nacional un 3-5-2, aunque a veces se transformó en 4-4-2.

A los 49 y 51 minutos, el equipo cuencano pudo abrir el marcador. Pero Escalada remató mal pese a encontrarse frente al pórtico y luego Cabezas sacó el balón por encima del horizontal de manera espectacular. Al minutos 56, Cabezas desvió otra pelota cuando Mena ya cantaba el gol.

Con seis minutos en la cancha, Michael Quiñónez puso a temblar a la hinchada y al parante derecho del arco custodiado por Dreer. El balón rebotó en el vertical tras un remate desde unos 25 metros. Las acciones de peligro fueron en ambas áreas, porque a jugada seguida el defensa Diego Ianeiro le quitó el balón en el área al juvenil Marlon de Jesús.

A Saralegui, los cambios le dieron resultado. A Soler, en parte, porque el volante Bruno Casanova deambuló los 23 minutos que permaneció en la cancha. En cambio, Juan Govea estuvo a punto de marcar el ansiado gol. Su remate pasó rozando el parante.

Pese al empate, una parte de la hinchada cuencana aplaudió al equipo. Con el empate, el Cuenca sumó 19 puntos. El próximo sábado visitará al Barcelona.

La figura

Danny Cabezas fue una muralla militar

El portero de El Nacional salvó cuatro claras ocasiones de gol. En el primer tiempo detuvo un balón a Walter Chalá y en la segunda etapa a Luis Escalada, a Mauricio Hurtado y a Ángel Mena. Su actuación fue decisiva para el empate y puso en alerta a su compañero Rorys Aragón.

La contrafigura

El árbitro Luis Espinel fue contemplativo

El réferi central permitió el juego brusco a los jugadores de El Nacional. Hólger Matamoros, quien salió lesionado, recibió patadas de sus rivales, y el árbitro -en ocasiones- ni siquiera sacó tarjetas amarillas. Eso ocurrió con Wellington Sánchez, quien al final recibió una amarilla.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)