…Pero tenemos murales
Prueba del polígrafo para 25 datos del Informe a la Nación
Terrenos en venta frente a casas en riesgo de la que…
Protocolo para la viruela incluye aislamiento
La inclusión laboral crece en Tungurahua y Chimborazo
Mafias intensifican sus reclutamientos para enviar d…
Una vigilia por las víctimas del tiroteo se realizó en Texas
Lasso pide a los municipios del país que controlen l…

Cordón de seguridad en los alrededores del hotel

Vía cerrada al tránsito frente al hotel Marriot. Foto: Fernando Mendoza/ EL COMERCIO

Vía cerrada al tránsito frente al hotel Marriot. Foto: Fernando Mendoza/ EL COMERCIO

Unos 50 policías peruanos moderan el tránsito en los alrededores del hotel Marriot. La calle las Dallas está cerrada y la Armendaris, que esta frente al hotel, sólo esta habilitada de un sentido. En los alrededores hay dos patrulleros que vigilan cualquier problema que exista en el sitio.

Pitos de vehículos peruanos apoyan a su Selección y los choferes, desde sus carros, gritan ‘monos’ a los hinchas ecuatorianos. En el hotel, en cambio, nadie que no este hospedado puede entrar. Los hinchas ecuatorianos intentan conseguir una entrada y otros buscan, de alguna manera, colarse en el lobby del hotel, pero es una misión imposible.

El clima, en Lima, está en los 19 grados y no hay sol previo al partido. Además, nadie puede estacionar un vehículo en los alrededores. La prensa peruana también esta llegando, de a poco, al sitio de concentración de la Selección.