Incendio forestal en San José de Minas fue controlad…
Pico y placa en Quito se suspende por feriado en la capital
Reconstrucción del caso María Belén Bernal realizó l…
Joven pierde sus piernas por una infección, luego de…
Una nueva edición de la fiesta de los dulces para ce…
Darwin Pereira: La administración de Hernán Ulloa ha…
Irán suprime Policía de la moral, fuerza que detuvo …
Ecuatoriano tiene pedido de extradición de EE.UU. po…

Los cinco magos de la ‘U’ lojana

Arnaldo Vera. El defensa paraguayo de 31 años ha jugado Copa Libertadores con Nacional y Libertad de su país. Franklin Salas. El volante ofensivo de 30 años sobresalió en Liga de Quito en varias ediciones de Copa Libertadores. Luis Fernández. El arquero c

Arnaldo Vera. El defensa paraguayo de 31 años ha jugado Copa Libertadores con Nacional y Libertad de su país. Franklin Salas. El volante ofensivo de 30 años sobresalió en Liga de Quito en varias ediciones de Copa Libertadores. Luis Fernández. El arquero c

Ellos controlan la ansiedad de los jóvenes, son quienes ordenan, la voz del técnico en la cancha, no se asustan de los insultos del rival, reclaman al árbitro... Los cinco tienen autoridad por su experiencia en torneos internacionales, con sus ex equipos.

En Liga de Loja han sido determinantes en la clasificación histórica a la Copa Sudamericana, en sus 25 años de vida institucional. El equipo pasó la primera fase tras eliminar al venezolano Monagas (6-2) y hoy juega ante el bicampeón uruguayo Nacional.

El más experimentado es Walter Calderón, quien se convierte en un amuleto para los equipos donde milita. Con Deportivo Cuenca jugó la Copa Libertadores del 2005 y del 2006; luego defendió a El Nacional, Deportivo Quito y Liga de Quito, en la Libertadores y la Sudamericana.

Incluso con la Liga capitalina ganó la Copa Sudamericana y obtuvo el bicampeonato de la Recopa, del 2009 al 2011. Su mejor recuerdo es haber estado en la nómina del plantel que jugó con Real Madrid, en el estadio Santiago Bernabéu de España.

Calderón está convencido que esa experiencia “no me la quita nadie”. A su criterio, los jugadores con esas vivencias son los encargados de “balancear las emociones”, dentro y fuera de la cancha.

El delantero de 34 años sabe que jugar frente al Nacional de Uruguay es distinto a otros cotejos. “Las revoluciones son diferentes, igual las aspiraciones. Es un equipo de jerarquía, con jugadores que no se guardan nada”.

Él recomienda a sus compañeros concentración, seriedad, serenidad e inteligencia. En cotejos como el de esta tarde, que se inicia a las 17:15 en el estadio Reina del Cisne, no hay que dar ventajas.

Franklin Salas, quien mañana cumplirá 31 años, es otro jugador con trayectoria. En el 2008 aportó para que Liga de Quito obtuviera el título de la Copa Libertadores. También tiene experiencia como seleccionado nacional.

Johnny Uchuari, el más joven del grupo (18 años), destaca el apoyo que recibe del ‘Mago’ Salas. “Es mi mejor amigo y me aconseja que no me desespere en la cancha”.

En broma y en serio, Salas le dijo a Uchuari: “Ante Nacional de Uruguay los dos vamos a hacer diabluras en el medio campo”. Eso lo tiene motivado al juvenil lojano, quien el lunes pasado se sumó al plantel tras su gira por España con la Selección Nacional Sub 20.

En el arco también está la experiencia del colombiano Luis Fernández, quien el 2004 y 2010 jugó la Sudamericana con Atlético Júnior y Huila, en ese orden. Con el primer equipo llegó hasta octavos de final y con el segundo se quedó en la segunda fase.

Él tiene la certeza que ningún equipo es invencible. “Sabemos lo que es Nacional, pero en la cancha estamos once contra once”. También asegura que quienes tienen su primera participación internacional están motivados.

Pedro Larrea, otro ex Liga de Quito, aporta experiencia y equilibrio al equipo. “Quienes hemos jugado cotejos internacionales podemos manejar la ansiedad de los novatos”. Él opina que el fútbol sudamericano está equilibrado y que la historia ya no juega.

Arnaldo Vera pone su experiencia en la defensa. Él actuó en Copa Libertadores con Nacional y Libertad de Paraguay. Con el segundo club ganó siete títulos locales. Además, ha jugado en otro club tradicional de su país, como Guaraní. Él confía en el apoyo masivo de la hinchada lojana.