Juez analiza validez del proceso judicial del caso L…
Congreso peruano rechaza moción para destituir al pr…
Informe de la Contraloría sorprendió a la Asamblea
Campaña invita a donar para los más vulnerables
IESS espera llegar al 80% de abastecimiento de medic…
Noruega reintroduce la mascarilla en interiores y li…
Biden amenaza a Putin con sanciones si ataca Ucrania
No hay razones para que fallen las vacunas ante Ómic…

Chelsea y Tottenham ganan y no se dan tregua en pelea por la Premier

Ambas  escuadras consiguieron dos victorias tan importantes como complicadas en el cierre de la fecha 35 del certamen.

Ambas escuadras consiguieron dos victorias tan importantes como complicadas en el cierre de la fecha 35 del certamen.

Ambas escuadras consiguieron dos victorias tan importantes como complicadas en el cierre de la fecha 35 del certamen. Foto: AFP 

El Chelsea y el Tottenham no se dan tregua en su lucha por el título de la Liga inglesa de fútbol, ya que ambos consiguieron dos victorias tan importantes como complicadas en el cierre de la fecha 35 del certamen.

El líder Chelsea golpeó primero al lograr un contundente triunfo por 3-0 en el siempre difícil campo del Everton, pero el Tottenham respondió más tarde con solvencia al superar 2-0 al Arsenal en el clásico del norte de Londres.

De esa forma, la distancia entre ambos se mantuvo en cuatro unidades: el Chelsea suma 81 puntos por los 77 del Tottenham y necesita tres victorias más para asegurarse el título sin importar lo que haga su rival.

El Chelsea logró un triunfo de oro en un campo en el que había perdido en cinco de sus últimas siete visitas ligueras gracias a los goles en la segunda etapa del español Pedro Rodríguez (66′), Gary Cahill (79′) y Willian (86′). “Fue una buena victoria”, comentó el entrenador “blue”, Antonio Conte. “El Everton es un equipo fuerte y preparó bien el juego, así que debemos estar contentos. Tuvimos mucha paciencia para golpear en el momento adecuado y merecimos la victoria”, analizó el técnico italiano.

A pesar de la ventaja, Conte no quiere ningún tipo de relajación en sus jugadores. “Esto nos da mucha confianza, pero ahora es importante preparar el sprint final. Si en el siguiente partido contra el Middlesbrough no ganamos, esta victoria no contará. Debemos seguir paso a paso”, explicó el italiano.

Después de más de una hora de paridad, el Chelsea sentenció el partido en la última parte del juego, cuando Pedro pudo romper la resistencia del portero Maarten Stekelenburg, después de una asistencia de Nemanja Matic. Los tantos posteriores del capitán Cahill y del ingresado Willian marcaron una diferencia mayor de lo que fue el desarrollo del juego.

Un rato después, el Tottenham salió a jugar el clásico en su fortaleza de White Hart Lane con la presión que le había puesto el Chelsea. Con una ráfaga en dos minutos, el Tottenham definió el derby gracias a los goles de dos de sus jóvenes estrellas: Dele Alli abrió el marcador a los 56′ y Harry Kane, de penal, aumentó a los 58′ para darle los tres puntos al conjunto dirigido por el argentino Mauricio Pochettino y mantener sus ilusiones de lograr el título. Bajo la atenta mirada de dos campeones del mundo y glorias del club como el argentino Osvaldo Ardiles y el alemán Jürgen Klinsmann, los “Spurs” mostraron personalidad y jerarquía para ganar el partido y mantenerse a cuatro puntos del líder.

Con 12 puntos en juego, el Chelsea lidera las posiciones con 81 puntos, seguido por el Tottenham con 77. Tras una primera parte pareja, el Tottenham encaminó su victoria en el inicio de la segunda parte, cuando Alli capturó un rebote del arquero Petr Cech ante un disparo del danés Christian Eriksen y anotó el primer gol. Casi de inmediato, el brasileño Gabriel derribó a Kane en el área y fue el propio goleador el que convirtió el penal con un fuerte remate a la derecha del portero.

El Tottenham pudo ganar por una diferencia más amplia, pero la gran tarea de Cech en el arco del Arsenal se lo impidió. Con el triunfo, el conjunto de Pochettino se aseguró terminar la temporada por delante de su tradicional rival por primera vez desde la campaña de 1994-95.

El Manchester City, en tanto, no pudo aprovechar el nuevo empate que más temprano había conseguido el Manchester United e igualó 2-2 en su visita al Middlesbrough. El “Boro” estuvo dos veces en ventaja con los goles del español Álvaro Negredo (38′) y Calum Chambers (77′), pero el City igualó primero a través del argentino Sergio Agüero, con un penal a los 69′, y luego del brasileño Gabriel Jesus (85′), que regresó con éxito al once del equipo de Josep Guardiola. “La segunda mitad fue mejor que la primera, tuvimos problemas tratando de controlar sus contraataques y no lo pudimos resolver”, admitió el entrenador del City, Josep Guardiola.

El Manchester United empató antes 1-1 con el Swansea en Old Trafford. El conjunto dirigido por José Mourinho sumó su vigesimoquinto partido consecutivo sin derrota en la Premier League, récord del club en una misma temporada, aunque suma ya 14 empates en el campeonato. Wayne Rooney adelantó al United al final del primer tiempo al convertir un penal que llegó tras una simulación de Marcus Rashford en el área. Sin embargo, Gylfi Sigurdsson logró la igualdad de la visita a once minutos del cierre del partido con un gran tiro libre.

El United, que hoy no contó por lesión o sanción con Zlatan Ibrahimovic, Marouane Fellaini y Paul Pogba, se mantiene así en quinta posición con 65 puntos, fuera de la zona de clasificación a la próxima Liga de Campeones. Por delante se ubican el Manchester City y el Liverpool, ambos con 66 puntos.

Más atrás quedó el Arsenal, con 60. Sólo los tres primeros clasifican en forma directa a la Champions, mientras que el cuarto tiene opción de jugar la fase previa. El United, de todas formas, tiene la posibilidad de obtener el billete al máximo torneo del fútbol europeo si gana la Liga Europa, certamen en el que arrancará el jueves su serie de semifinales ante el Celta.

Suplementos digitales