Migrantes ecuatorianos fueron detenidos en condición…
Empresas que incluyen a personas refugiadas en Ecuad…
Falso cirujano se declara culpable de ‘estafas…
Jill Biden conoció programa educativo para migrantes…
Cuenca se movilizó por la paz y la seguridad
Construcción de nueva variante en la vía El Chaco &#…
¿Quién controla los precios de los productos en Ecuador?
Judicatura pide que juez Saquicela integre sala y de…

Carlos Garcés: ‘Si a Francisco Silva le tengo que dar una patada, se la doy’

El defensa Francisco Silva en acción durante un cotejo de Delfín en Manta. Foto: Archivo

El defensa Francisco Silva en acción durante un cotejo de Delfín en Manta. Foto: Archivo

El defensa Francisco Silva en acción durante un cotejo de Delfín en Manta. Foto: Archivo

Tres años después de la final histórica entre Delfín y Emelec del 2017, Carlos Garcés reveló parte de lo que sucedió durante la semana previa a ese importante cotejo. El delantero del cuadro cetáceo aseguró que todo el equipo estaba molesto con Francisco Silva, capitán de entonces por sus actos de indisciplina.

Delfín no pudo obtener su primer título esa vez. Los manabitas perdieron 6-2 (marcador global) en medio de polémicas y un ambiente poco propicio en el camerino que comandaba el DT uruguayo Guillermo Sanguinetti.

“Esa semana pasó de todo, hubo reunión entre los jugadores porque a la final pasamos toda la semana concentrados. Nos dieron una tarde para pasar en familia y el tipo (Silva) cogió y esa tarde hizo lo que quiso antes de la Final. No pensó en lo que estábamos jugando, estaba pensando en otra cosa”, afirmó Garcés en una entrevista en Fútbol Bohemio.

Garcés recordó también el incidente con una mujer que entró al hotel de concentración, en Manta y e hecho de que el DT decidiera excluir del equipo al zaguero central paraguayo.

“Fue uno de los detalles que nos disgustó a todos, pensamos e intentamos cambiarlo pero fue imposible. Después pasó lo del hotel. No soy yo de hablar de mis ex compañeros pero estoy muy dolido por todo lo que pasó. Hasta ahora, porque fue una falta de respeto hacia cada uno de nosotros”, agregó el delantero de 30 años.

Silva y Garcés se volvieron a encontrar a finales del 2017 en una discoteca, pero el atacante decidió no hablarle más. 

“No era mi amigo pero no le hablé más, no lo considero como lo consideraba antes. Y como que me hizo un gesto de que me brindaba un trago. Yo estaba con un amigo y me dijo ‘te manda un trago Silva’. Yo le dije, ‘dile que no, que no me hable más’. Ahí murió el tema con él pero en los partidos en los que lo he enfrentado, hay cosas que no se ven pero nos metemos duro y nos decimos de todo”, enfatizó Garcés.

El goleador del Delfín también aseguró que las veces en las que se enfrentó con el paraguayo se han golpeado y se han dicho de todo en la cancha. Hay un verdadero malestar entre ambos a raíz de esa final.

“Es algo que quedó a raíz de eso y de mi parte seguirá siendo así, porque fue una falta de respeto muy grande para nosotros, nos dañó mucho, la verdad era un sueño para nosotros  y de mi parte eso quedará siempre marcado. A él, lo veo en un equipo, voy y le digo lo que tengo que decirle y si tengo que pegarle una patada, le pego una patada. Pero él se ganó eso a raíz de todo lo que hizo”, dijo Garcés.