Cerco de seguridad en el Centro Histórico causa fuer…
Sudáfrica perdió 47 500 dosis de vacunas anticovid d…
Representante de captación masiva de dinero ya se pr…
Dos fallecidas y 21 heridos por volcamiento de inter…
Nuevo atentado contra las instalaciones de la Fiscal…
Gobierno dialoga con el Banco Mundial para impulsar …
Primera queja contra la asambleísta Rosa Cerda fue e…
La Primera Dama de Haití llega al velatorio de Jovenel Moise

Las campeonas de la SuperLiga terminaron los festejos en un bus de dos pisos con un recorrido por las calles de Cuenca

Los aficionados permanecieron en los graderíos cerca de una hora después del partido con el propósito de festejar y aplaudir a las jugadoras. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Los aficionados permanecieron en los graderíos cerca de una hora después del partido con el propósito de festejar y aplaudir a las jugadoras. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Los aficionados permanecieron en los graderíos cerca de una hora después del partido con el propósito de festejar y aplaudir a las jugadoras. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Con un recorrido en un bus de dos pisos por las principales calles de la ciudad, las campeonas de la SuperLiga Femenina de Fútbol terminaron los festejos. La noche de este sábado 28 de septiembre del 2019, en la final de vuelta, Deportivo Cuenca ganó 2-0 a Ñañas de Quito, terminado así con un marcador global de 4-1.

La fiesta se prendió con los goles de Madelin Riera, quien sumó 44 goles en 26 partidos. Los aplausos se hicieron presentes de los más de 15 000 espectadores que llegaron al estadio Alejandro Serrano Aguilar cuando la histórica goleadora recibió el trofeo de parte de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Las palmas tampoco faltaron cuando por los altos parlantes se llamó a las integrantes Nañas, quienes recibieron las medallas de plata como vicecampeonas del torneo. El bullicio del público se apoderó del estadio al momento de la premiación a las campeonas.

Jugadoras del Deportivo Cuenca festejan en el Alejandro Serrano Aguilar, la noche del 28 de septiembre del 2019. Foto: Foto Xavier Caivinagua. para EL COMERCIO

Los aficionados no querían un detalle de la premiación. Solo después de la ‘vuelta olímpica’, con el trofeo y las medallas de oro, decidieron abandonar los graderíos. Salieron felices después de una jornada memorable, incluido un clima agradable. Las campeonas, emocionadas, también aplaudieron a los presentes.

En los exteriores del escenario se activaron los juegos pirotécnicos y por los altoparlantes del estadio se escuchó la tradicional Chola Cuencana. Ahora la ilusión de los hinchas es que el equipo cumpla una campaña exitosa en la Copa Libertadores Femenina, que arrancará el 11 de octubre en Quito.