2 de October de 2011 00:05

Barcelona igualó con Dep. Cuenca y sigue en la lucha por llegar a la final

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con la frustración de no gritar un gol de su equipo favorito salieron ayer los hinchas del Deportivo Cuenca y de Barcelona. El cotejo, correspondiente a la fecha 12, se jugó en la recuperada cancha del estadio Alejandro Serrano A.

Desde el primer minuto de juego, ambos conjuntos salieron a la cancha con planteamientos parecidos (4-4-2) y con la idea de agradar al público. En los graderíos, el color rojo (16 000 personas) primó ante el amarillo (4 000).

Los aficionados del conjunto guayaquileño se ubicaron en las generales norte y sur. El sol acompañó a los presentes.

A los 6 minutos, Juan Carlos Godoy probó al arquero Máximo Banguera, pero su remate pasó por encima del horizontal. Con disparos desde fuera del área también llegaron el volante argentino Javier Robles y los juveniles David Matute y Juan Govea.

Barcelona inquietó al golero argentino Esteban Dreer a los 23 minutos por intermedio de Luis Caicedo, cuyo disparo cruzó cerca del horizontal. Previamente, el volante argentino Damián Díaz pidió una falta penal.


[[OBJECT]]


Al minuto 34, Dreer cobró su primer tiro libre desde que está en el equipo cuencano, pero su remate impactó en la barrera. Regresó a la carrera y por poco fue sorprendido por un saque de Banguera y un remate del delantero argentino Iván Borghello.

La jugada más clara de gol para el local se registró a los 44 minutos. Un cabezazo del argentino Federico Laurito, tras un centro de Govea, pasó cerca del poste. La hinchada se emocionó.

Al término del primer tiempo, se notaron las ausencias del volante Miguel Bravo y del delantero Julio Angulo, quienes no se recuperaron de sus lesiones. Igual pasó en Barcelona, con Aldo Duscher, quien no llegó a Cuenca.

Para la segunda etapa el representativo local salió con la obligación de abrir el marcador; mientras el conjunto visitante se mostró cauteloso. Los dirigidos por el técnico argentino Luis Zubeldía tuvieron como armas la marca a presión y el contragolpe.

El sistema defensivo de Barcelona se manejó con pocas dubitaciones, incluso Giovanni Nazareno fue un atacante más. En el medio campo, el argentino Matías Oyola manejó con criterio el balón y no descuidó la marca.

Deportivo Cuenca insistió con remates de Robles y con los cabezazos de Laurito. Pero, el bajo rendimiento de Govea mermó las posibilidades de llegar con peligro al arco contrario. El goleador del cuadro azuayo, con 10 tantos, se mostró lento e impreciso.

El conjunto cuencano se perdió la jugada más clara de gol a los 70 minutos cuando Omar Andrade, quien sustituyó a Matute, no pudo cabecear solo frente al área. El ansiado estreno de Robles ante la hinchada cuencana fue opaco.

Los cambios que hizo el DT argentino Luis Soler no clarificaron el juego. En cambio, los ingresos de Pablo Palacios por Borghello y Holger Matamoros por Bryan de la Torres, sí ayudaron al equipo.

En los cuatro minutos adicionales, Laurito y Valarezo se desesperaron y fingieron faltas dentro del área. El árbitro José Luis Espinel les exhibió tarjetas amarillas. En el último ataque del club cuencano, Nazareno desplazó a Andrés López en el área.

Los seguidores del Barcelona salieron conformes; mientras en los hinchas del cuadro rojo hubo desilusión porque no pudieron tomarse la esperada revancha.

Con el empate sin goles, Barcelona sumó 22 puntos y sigue en la lucha por llegar a la final. El equipo cuencano contabilizó 14.

Las formaciones

Dep. Cuenca  alineó con Esteban Dreer; Andrés López, Carlos Castro, Facundo Imboden, Marcelo Bohórquez; Juan Carlos Godoy, Fernando Fajardo, David Matute, Javier Robles; Juan José Govea y Federico Laurito.

Barcelona puso en la cancha a Máximo Banguera; Pablo Saucedo, José Luis Perlaza, Iván Hurtado, Giovanni Nazareno; Luis Caicedo, Matías Oyola, Bryan de la Torre, Damián Díaz, Armando Wila e Iván Borghello.

Las barras de los  equipos  tuvieron roces al inicio, durante y después del cotejo. La Policía tuvo que intervenir para evitar que la situación se complicara. 

La presencia de Barcelona permitió que por primera vez, en este año, se llenara   el estadio cuencano. Hubo pocos vacíos en la tribuna central del escenario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)