…Pero tenemos murales
Prueba del polígrafo para 25 datos del Informe a la Nación
Terrenos en venta frente a casas en riesgo de la que…
Protocolo para la viruela incluye aislamiento
La inclusión laboral crece en Tungurahua y Chimborazo
Mafias intensifican sus reclutamientos para enviar d…
Una vigilia por las víctimas del tiroteo se realizó en Texas
Lasso pide a los municipios del país que controlen l…

Aucas y LDU jugarán este miércoles en la Caldera

De izquierda a derecha: Diego Castro, Esteban Paz, Jorge Velásquez, Mónica Gordón. Foto: Edwing Encalada/EL COMERCIO

De izquierda a derecha: Diego Castro, Esteban Paz, Jorge Velásquez, Mónica Gordón. Foto: Edwing Encalada/EL COMERCIO

El próximo miércoles, Aucas y Liga de Quito rivalizarán en la Caldera, en una reedición del Superclásico quiteño. Ambos clubes jugaron el pasado 19 de enero y esperan llevar una cantidad similar de hinchas para este duelo.

“Siempre enfrentar Aucas va a ser especial, por la historia que conlleva y se ha escrito en estos partidos”, describió Esteban Paz, directivo de los azucenas, quien en su entrevista señaló que con los orientales mantienen su máxima rivalidad en la ciudad.

“La palabra Clásico nos lleva a la rivalidad quiteña más extensa e importante de toda la historia y esa es con Aucas, por la magnitud de las hinchadas de ambos”, añadió.

Para Mónica Gordón, gerenta de Aucas, este partido tiene el condimento especial de revivir la historia de este duelo, con la esperanza de vivirlo el próximo año, pero con el también conocido como ‘Ídolo’ en la Serie A. “Este partido a inicios de año convocó a mucha gente en Ponciano y esperamos que sea una antesala de lo que esperamos vivir en 2014”, añadió.

Paz y Gordón apostaron un ceviche de confraternidad, al ganador del duelo.

Las entradas se fijaron en USD 4 la general, 10 tribuna y 20 palco. Las puertas del estadio de Chillogallo se abrirán a las 14:00, horario donde se medirán las Reservas de ambos clubes como preliminar del Superclásico.

La preventa de entradas iniciará mañana en la sede social oriental (Iñaquito y Villalengua esquina), o en las oficinas sur, tras el estadio.