6 de September de 2010 00:00

Aucas goleó e ilusiona a sus fanáticos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con la victoria asegurada, algunos aficionados orientales salieron antes del pitazo final para evitarse aglomeraciones.

La razón: ayer llegaron al menos 7 000 espectadores a la caldera del sur, quienes disfrutaron con la victoria y la goleada de 6-0 del Aucas sobre el club Dragones.

Cuando faltaban cinco minutos para que el partido terminara, Antonio Martínez de 31 años se retiró del estadio en compañía de su hijo y un sobrino. El fiel hincha auquista salió contento con los goles y el juego de su querido club.

A pesar de la amplia diferencia, el marcador recién se abrió a los 30 minutos de juego.

Aucas, desde el principio generó oportunidades de gol que sus delanteros no supieron concretar. Antes de que el marcador se desequilibrara, Jairo Padilla tuvo al menos tres claras opciones de gol que no supo definir.

Sin embargo, el imbabureño de 19 años nunca se desanimó. Por el contrario, a pesar de errar los goles no se escondió y fue quien generó más peligro en el área del equipo de Santo Domingo.

Así, tras una corrida por la izquierda en la que por velocidad dejó lejos al defensa Jofre Arroyo, colocó un centro a ras de suelo. El balón no pudo ser rechazado por ninguno de los defensas visitantes. Entonces, Daniel Maldonado cerró la jugada y con un suave toque venció la resistencia de Carlos Cevallos, golero y capitán de los Dragones.

Maldonado le dedicó el gol a los hinchas de la tribuna y levantó así a los seguidores orientales quienes empezaron a corear el tradicional ‘y dale A' y dale A'’,

Padilla era el jugador más importante de la cancha y su premio llegó en el minuto 45. El delantero recibió un balón a la altura del manchón penal y quedó solo frente al arquero. Después de anotar, tras una definición por bajo, Padilla corrió hasta el centro de la cancha y bailó frente a la tribuna. Los aficionados se emocionaron y el ruido de las matracas y la algarabía inundó otra vez el lugar.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Washington ‘el coco’ Aires trataron de adelantar las líneas para buscar el descuento. Sin embargo, los visitantes concedieron un penal en el minuto 50.

El golero auquista Héctor Carabalí consiguió el 3-0 transitorio. Contento, después de ser felicitado por sus compañeros, Carabalí le dedicó el gol a su esposa, hijos, suegro, cuñada y sobrinos quienes estaban en la tribuna.

El Ídolo del Pueblo continuó con la vocación ofensiva y Padilla selló su brillante jornada con un gol de antología. En el minuto 72 recibió un balón en el área. El imbabureño enganchó la pelota, dejó la marca de Jeferson Andrade y una vez más, solo frente al portero, definió por bajó para gritar gol por segunda ocasión.

A pesar de los cuatro goles, los hinchas exigían más. Con la goleada ya a cuestas, Dragones sufrió además la expulsión del defensa Jonathan Quiñónez, quien fue castigado por una doble tarjeta amarilla en el minuto 75.

En los últimos minutos, Aucas encimó aún más a los visitantes. Por eso, a los 83 Francisco Rojas convirtió la quinta y Sergio Mina selló la goleada a los 84 minutos.

Al final del partido, Pinto alabó el juego de sus pupilos. “Los muchachos saben muy bien que este es un campeonato difícil y si dejamos puntos podemos perder la oportunidad de clasificar”, comentó el DT brasileño.

Con la victoria de ayer, Aucas es puntero del Zonal de Ascenso con 16 puntos. En el torneo, el equipo del Valle del Chota es segundo con 15 unidades. Solo uno de los dos clubes se clasificará para jugar en el Zonal nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)