Un oso de anteojos y su cría asombran en páramo de P…
Geofísico capta explosión en volcán Sangay que gener…
Maduro ordena reconstruir depósitos de combustible t…
Niño de seis años muere en incendio en el Suburbio d…
Hula-hula abandonada en Guayaquil no tenía explosivos
Papa Francisco asegura que 'la alianza entre adultos…
Policía detiene a presunto involucrado en la explosi…
Hallan 190 tanques de gas abandonados en un bote en …

La Asociación Palestina de Fútbol pide a la FIFA que expulse a Israel

La Asociación Palestina de Fútbol (APF) ha pedido a la FIFA que expulse a su homóloga israelí por poner restricciones al deporte, impedir que sus jugadores puedan desplazarse de un lugar a otro dentro del territorio palestino, y bloquear el acceso de selecciones extranjeras.

Así lo confirmó hoy el presidente de la APF, Yibril Rayub, en declaraciones a un grupo de periodistas en Ramala, a los que dijo que es hora de que la FIFA "saque la tarjeta roja a Israel".

"La amarilla la sacamos hace tiempo, la roja debe deslegitimar la ocupación israelí", dijo Rayub, que hace unas semanas ya había hablado del asunto con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Rayub recordó hoy que las restricciones militares de Israel impidieron la llegada a Cisjordania de varios miembros de equipos árabes juveniles para disputar encuentros con la selección de Palestina en el marco del campeonato sub-17 de la Federación de Fútbol de Asia Occidental.

La APF es anfitriona este mes de este campeonato, que reúne a doce selecciones, y en octubre hará lo propio con las sub-21.

En el último congreso de la FIFA, celebrado en mayo pasado en Mauricio, los palestinos pidieron un debate para sancionar a Israel, debate que Blatter pidió aplazar hasta ver por sí mismo la situación en el terreno.

El presidente de FIFA visitó la zona a principios de julio para transmitir a Israel el mensaje de que, si estos problemas no son resueltos, en el próximo congreso no retrasará más el debate sobre posibles sanciones, entre ellas la de apartar a sus selecciones de las principales competiciones internacionales.

Durante esa visita el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, expuso a Blatter el uso militar que se hace de los campos de fútbol en la franja de Gaza, bajo control del movimiento islamista Hamás, con imágenes del lanzamiento de cohetes contra centros urbanos en Israel.