1 de August de 2012 00:04

Arroyo: Yo cambié y soy un buen chico

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Antes de entrar a la cancha saludó a todos. A unos con un apretón de mano y a otros, como a su tocayo Michael Jackson Quiñónez, con abrazos. Hubo risas, aplausos y palabras de bienvenida.

Michael Arroyo realizó ayer su primera práctica con Barcelona, equipo que hoy, a las 19:15, enfrentará al Manta, en Machala.

El jugador llegó temprano al estadio Monumental conduciendo un automóvil 4x4 negro. Luego se cambió. El utilero Bernabé Zambrano le entregó su uniforme de entrenamiento con el número 21. El mismo utilizará en la divisa oficial del equipo.

Arroyo se refiere a él en tercera persona. “Michael está contento”, “Michael es un buen chico”, “Michael ha madurado”, fueron las frases que marcaron ayer su presentación en la sala de prensa de estadio Monumental.

‘Gambetita’, como le dicen, asegura que ha “corregido” sus pasos. Qué el fútbol mexicano lo ayudó a madurar y a ser responsable. Eso fue precisamente lo que le pidió el estratega Gustavo Costas ayer cuando habló con él, antes de empezar el entrenamiento.

El estratega se le acercó. Le puso el brazo en el hombro y caminó por la cancha alterna del estadio Monumental por 10 minutos.

Según Arroyo, le pidió“compromiso y respeto al grupo”. “Michael está muy comprometido con este proyecto. Quiere ser campeón con Barcelona”, reveló el futbolista, quien firmó contrato con los canarios, a préstamo, por un año.

Pero el resto de jugadores del club será fundamental en el plan de Costas para que Arroyo mantenga su disciplina. A ellos les pidió que acojan inmediatamente al mediocampista y lo ayuden a adaptarse al equipo.

¿Cómo piensan hacerlo? Según Costas, conversado con él constantemente e involucrándolo en sus planes extra futbolísticos. “Les he dicho que lo inviten a comer, que compartan tiempo con él a más de que el que comparten durante los entrenamientos”, reveló el adiestrador.

Los capitanes Matías Oyola y Jayro Campos conversaron también con él ayer. Fue antes de que empezara el entrenamiento. Los dos le pidieron compromiso, pero también colaboración.

“El grupo no ha tenido problemas internos hasta el momento. Estamos muy unidos y esperamos que los jugadores que lleguen ayuden a que el ambiente se mantenga así”, explicó Campos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)