6 concursos requieren unos USD 1,76 millones
Plan Nacional de Desarrollo al 2025 depende de inver…
30 familias venezolanas dejaron la calle y emprenden…
La historia clínica única lleva más de 10 años en co…
La salida de ecuatorianos a Guatemala se disparó en …
El amor de Quito a los vehículos le pasa factura
Juez del TCE rechaza denuncia en contra de Yunda por…
Contraloría debe entregar información de investigaci…

Antonio Valencia volvió a Lago Agrio y Unicef lo nombró embajador

El futbolista ecuatoriano Luis Antonio Valencia cumplió ayer una intensa agenda social en su natal Lago Agrio. El volante fue declarado Embajador de la Niñez por parte de Unicef y recibió, una vez más, las llaves de la ciudad.

En su recorrido por los lugares de su niñez, Valencia fue constantemente abordado por niños y adultos. Ellos buscaban fotos y autógrafos, a pesar del resguardo policial que tenía el jugador que ganó tres premios en el Manchester United de Inglaterra, por su participación en el club durante esta temporada.

Valencia apenas pudo dar un saludo a su padre, Luis, en su casa pues lo apretado del recorrido y la presencia del público y la prensa le incomodaron.

De esta manera, ‘Toño’ se une a astros como Lionel Messi y el retirado Zinedine Zidane en la lucha por el futuro de los niños.

“El mejor equipo del mundo no es el Manchester, es Unicef, porque está con los niños del mundo”, señaló el seleccionado durante el acto en que recibió su credencial de Embajador del organismo internacional.

También destacó: “Quiero ser un ejemplo para los niños, quiero que ellos sepan que esforzándose pueden llegar adonde se propongan”.

El volante del Manchester también visitó su antigua escuela, el Centro Educativo Fiscal Ejército Ecuatoriano, para realizar una donación de equipos de cómputo junto a sus patrocinadores privados de Claro.

El seleccionado tricolor aprovechó la ocasión y presentó la Fundación que lleva su nombre y que, durante 36 meses, trabajará junto a la Municipalidad del cantón en proyectos enfocados en la educación.

El jugador, tras un almuerzo con las autoridades locales, regresó ayer por la tarde a Quito para reintegrarse a la Tricolor, que se alista para medirse con Argentina y Colombia por las eliminatorias. El cotejo ante la ‘Albiceleste’ será el 2 de junio en Buenos Aires y el duelo ante Colombia, el 10, en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito.

En la práctica de ayer tenía previsto ensayar junto a Christian Benítez, Jaime Ayoví, Segundo Castillo, Jefferson Montero, Joao Rojas y Renato Ibarra.

Suplementos digitales