Asambleístas de UNES y Pachakukit rechazan destituci…
Guayaquil ajustará aforos de eventos masivos por la …
La apertura gradual de Rumichaca genera esperanza en Carchi
Desfile de colegios por Fiestas de Quito, con mascarilla
Luis Guanotasig: ‘Presentaremos una denuncia c…
Banda que robaba locales comerciales fue desarticulada
Trabajadores del mercado San Francisco de Quito apre…
“No se puede hablar de rebrote de covid-19”, dice Salud

A Independiente le restan cuatro finales y un rival directo

Alan Minda, uno de los jugadores más jóvenes de Independiente del Valle, en el juego ante Liga de Quito: Foto: Independiente

El festejo de Independiente del Valle, después de la victoria ante Liga de Quito, se quedó en el camerino del estadio Rodrigo Paz. Al día siguiente (24 de octubre de 2021) los ‘Rayados’ ya se entrenaron en el complejo de Chillo Jijón, a la espera de sus próximas ‘finales’.

Son cuatro partidos los que les restan a los dirigidos por Renato Paiva, para cumplir su objetivo de ganar la segunda etapa y disputar la final ante Emelec, club con el que mantienen una ventaja de tres puntos y con los que tendrán que enfrentarse en la fecha 14.

“Si ganamos no nos agrandamos, si perdemos nos sentimos menos, sea lo que sea seguimos semana a semana mejorando lo que hay que corregir”, dijo Paiva, después de la última victoria, dejó a los albos con pocas opciones de pelear la etapa.

Independiente del Valle suma 24 unidades y ya jugó contra tres de sus rivales directos, en esta segunda etapa. En ese camino, derrotó a los azucenas (2-0) y a Universidad Católica (3-1); el único que logró derrotarlo fue 9 de Octubre, club que registra 21 puntos.

En las cuatro fechas que restan, los de Paiva tendrán la posibilidad de dejar fuera de la pelea a los eléctricos, que por ahora son segundos en la clasificación. Puede ser un juego definitorio para esta fase.

Paiva evita proyectarse a futuro y quiere ir partido a partido. El entrenador portugués dice que por la dificultad de los juegos restantes, sería “irresponsable” pensar en el duelo contra Emelec, para el que faltan 19 días.

“Hay que tener máxima seriedad, aún tenemos cuatro finales, y le he dicho a mis jugadores que no piensen que Olmedo (su rival de este domingo) ya descendió; hay cuatro finales y hay que jugarlas como tal”, dijo el portugués.

Guayaquil City y Deportivo Cuenca, que también están peleando por alejarse del descenso, son los dos rivales restantes de Independiente. Por eso, Paiva hace énfasis en la dificultad de los encuentros.

Cuando se le consulta sobre la juventud e inexperiencia de su plantel, el entrenador lo pone como un tema secundario. Confía en el profesionalismo y trabajo de sus deportistas, que los llevó a formar parte indispensable en todas las convocatorias de la selección ecuatoriana.

“Yo no veo la fecha de nacimiento para jugar el que tiene calidad va estar en el campo de juego”, dijo. El portugués siguió la línea de entrenadores como Pablo Reppeto, Ismael Rescalvo, Miguel Ángel Ramírez… que acataron la política del club: apostar por la cantera.

Jugadores como Alan Minda y Bryan García, de 18 y 20 años, brillan en el equipo estelar de Paiva esta temporada. Fueron ellos quienes marcaron los goles ante Liga, que le permitió a Independiente mantener la ventaja con sus escoltas.

El cuadro de Sangolquí es firme candidato para regresar a la Copa Libertadores del 2022, para tomar revancha por la irregular campaña de esta temporada en el torneo sudamericano, donde quedó fuera en la fase de grupos.

La única baja del club, que busca su primer campeonato nacional, es la de Fernando Gaibor, que se recupera de una lesión. Paiva puede contar con el resto de sus jugadores para la recta final del torneo.

Suplementos digitales