30 de noviembre de 2018 10:42

‘Quilombo en el Bernabéu’: Madrid se prepara para una final impensada

Esta foto de archivo tomada el 12 de septiembre de 2013 muestra una vista aérea del Estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid desde la cima de la Torre Europa en Madrid. AFP

Esta foto de archivo tomada el 12 de septiembre de 2013 muestra una vista aérea del Estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid desde la cima de la Torre Europa en Madrid. AFP

valore
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las luces de Navidad adornan desde hace algunos días el Paseo de la Castellana, una de las arterias sobre la que se alza majestuoso el Santiago Bernabéu. El invierno se aproxima y el frío comienza a sentirse con intensidad, aunque en la capital española se esperan días de calor. Mucho calor.

Y, también, de cierta tensión. La final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, ese accidentado ‘Superclásico’ cuyo desarrollo está superando al más fantasioso guión de ficción, tendrá al estadio del Real Madrid como impensado escenario de la definición.

Si la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) no da un nuevo giro de último momento a la saga. El duelo entre los archirrivales argentinos ya era seguido con atención en España, pero la noticia de que el partido de revancha se jugará en Madrid colocó al partido en el centro de la agenda mediática.

Y también del gobierno español, que prevé un dispositivo de seguridad sin precedentes. Si bien la cantidad de efectivos policiales dependerá en primer lugar de la decisión sobre el reparto de entradas, se espera la movilización de alrededor de 2 000 agentes para el partido del 9 de diciembre.

Ello incluye fuerzas del Estado, seguridad privada y Policía argentina, según afirmó el diario As. Una cifra muy superior al despliegue que requiere, por ejemplo, un Real Madrid vs. FC Barcelona. “España está dispuesta a organizar la final de la #CopaLibertadores entre el @BocaJrsOficial y el @CARPoficial. Las FCSE (Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado) y los servicios implicados, con amplia experiencia en dispositivos de este tipo, trabajan ya en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento”, escribió en Twitter el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien se encuentra precisamente en Buenos Aires con motivo del G20.


El partido fue declarado de “alto riesgo” y no sólo por el ataque al autobús de Boca y los graves incidentes que provocaron la suspensión de la revancha en el Monumental tras el 2-2 de la ida. Ese fin de semana se espera también una gran afluencia de turistas en Madrid debido a los feriados del 6 y 8 de diciembre y la proximidad de las fechas navideñas.

“Quilombo en el Bernabéu”, resumió el diario Sport hoy en su portada. También el As dedicó la primera plana al encuentro con un titular en el que combinó los nombres de todos los estadios involucrados: “Santiago Bernabéu Monumental Bombonera”. El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, aseguró que los “barras bravas” tendrán prohibida la salida de Argentina.

Esta imagen de archivo tomada el 21 de mayo de 2010 muestra una vista interior del estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid en Madrid. AFP

Esta imagen de archivo tomada el 21 de mayo de 2010 muestra una vista interior del estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid en Madrid. AFP


Aunque el exfutbolista argentino Jorge Valdano lo puso en duda. “Seguro que los barras bravas se presentan en Madrid. Tienen mucha libertad y facilidad para viajar. No estaría tranquilo”, señaló el también ex entrenador del Real Madrid. A los aficionados que viajarán a Madrid se suma la gran comunidad de argentinos que vive en España.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 70 221 argentinos residen en España y 9 301 en la capital. Si se incluye a quienes tienen la nacionalidad española pero nacieron en Argentina, la cifra se eleva a más de 250 000 en todo el país.

Uno de ellos es Santiago Solari, el entrenador argentino del Real Madrid. “Esperemos que la gente que se traslade o esté aquí esté a la altura de las circunstancias”, deseó el técnico, que dijo tener sensaciones encontradas sobre el partido. “Tengo sensaciones encontradas porque, por una parte, es un honor para el madridismo y para nuestro estadio recibir la final de la Copa Libertadores y el clásico del fútbol argentino y ojalá que un estadio con nuestra historia ayude a poner un buen cierre a esta final tan complicada”, afirmó.

“Por otro lado, no puedo dejar de aludir a las causas que lo trajeron acá y que hicieron que se tenga que jugar a un océano de distancia. Eso ha roto muchos corazones y es una lástima, sobre todo como ejemplo para los niños”, continuó quien fuera jugador de River de 1996 a 1999.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, aseguró que la ciudad está preparada para organizar el espectáculo sin inconvenientes. “Sin duda, estamos preparados. Es una gran noticia que hayamos recibido la confianza para acoger la celebración de este histórico partido y haremos todos los esfuerzos que están a nuestro alcance para poder ofrecer tanto a CONMEBOL como a un país hermano como es Argentina unas condiciones óptimas para que disfruten de uno de los mejores partidos del mundo”, indicó.

Madrid será también el escenario de la final de la UEFA Champions League el 1 de junio, en ese caso el Wanda Metropolitano, así como de la nueva Copa Davis de tenis que se jugará de 18 al 24 de noviembre de 2019. Pero, en materia de seguridad, ningún desafío tan complejo como el turbulento River vs. Boca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)