17 de julio de 2018 18:31

Jóvenes futbolistas de EE.UU. buscan en Quito la pasión del fútbol sudamericano

Jonathan Baca (izq.), con padres de familia y jugadores de la Golden Ball Soccer Academy en el complejo de Liga de Quito en Pomasqui. Foto: Carlos A. Rojas / EL COMERCIO

Jonathan Baca (izq.), con padres de familia y jugadores de la Golden Ball Soccer Academy en el complejo de Liga de Quito en Pomasqui. Foto: Carlos A. Rojas / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Carlos Augusto Rojas
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Palabras y frases en inglés se escuchan de manera habitual por estos días en el complejo de Liga de Quito, en el sector de Pomasqui, por la presencia de 24 futbolistas de Estados Unidos, quienes realizan un curso de verano y tienen la oportunidad de vivir el fútbol cerca de las principales figuras de la ‘U’.

Aparte de mejorar la técnica individual y captar la dinámica colectiva del ‘soccer’, estos deportistas, que tienen entre cuatro y 17 años, buscan apropiarse de esa “pasión” que por este juego existe en Sudamérica. Así lo confirma el ecuatoriano Jonathan Baca, instructor de la Gold Ball Soccer Academy, con sede en Virginia, EE.UU. Esta academia de fútbol se creó hace tres años y desde hace uno tiene un convenio con Liga de Quito.

“Buscamos que los chicos y chicas se integren a un ambiente real de fútbol, con doble jornada de prácticas”, dice el instructor de 44 años. “El problema allá en Estados Unidos es la pasión por el deporte. Hay técnica, dedicación, pero falta pasión”, añade el también veterano de la Armada Naval de EE.UU.

Jonathan Baca, instructor de la Gold Ball Soccer Academy, con sede en Virginia, EE.UU., en el Complejo de Liga de Quito, el 17 de julio de 2018. Foto: Carlos A. Rojas / EL COMERCIO

Jonathan Baca, instructor de la Gold Ball Soccer Academy, con sede en Virginia, EE.UU., en el Complejo de Liga de Quito, el 17 de julio de 2018. Foto: Carlos A. Rojas / EL COMERCIO

Desde que están en el país los jóvenes futbolistas ya tienen más interés por el fútbol. Por ejemplo, acudieron al partido entre LDU y Universidad Católica, a inicios de julio y eso los dejó motivados. Allí los cánticos de las barras y el ambiente futbolero en el estadio Rodrigo Paz Delgado emocionó a los estadounidenses. “Al principio estaban tímidos, pero al final del partido gritaban como si fueran hinchas”, cuenta Carmen Baca, también de la academia.

Los nóveles futbolistas continuarán con sus prácticas hasta finales de mes. Sin interrumpir los entrenamientos de las divisiones formativas de los albos, también ocupan las canchas de entrenamiento en Pomasqui. Estarán hasta finales de mes.

Jonathan Baca (izq.), con padres de familia y jugadores de la Golden Ball Soccer Academy en el complejo de Liga de Quito en Pomasqui. Foto: Carlos A. Rojas / EL COMERCIO

Jonathan Baca (izq.), con padres de familia y jugadores de la Golden Ball Soccer Academy en el complejo de Liga de Quito en Pomasqui. Foto: Carlos A. Rojas / EL COMERCIO

El principal objetivo de esta academia de fútbol es colocar futbolistas, hombres y mujeres, con becas en universidades gracias al deporte. No obstante, no se descarta que alguno de ellos llegue incluso a jugar como profesional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (7)