14 de noviembre de 2018 18:27

Inglaterra despide con honores a Rooney frente a una joven selección de  Estados Unidos

El delantero inglés Wayne Rooney asiste a una conferencia de prensa en el parque de St George en Burton-on-Trent, en el centro de Inglaterra, el 13 de noviembre de 2018, antes de su partido internacional de fútbol amistoso contra Estados Unidos el 15 de n

El delantero inglés Wayne Rooney asiste a una conferencia de prensa en el parque de St George en Burton-on-Trent, en el centro de Inglaterra, el 13 de noviembre de 2018, antes de su partido internacional de fútbol amistoso contra Estados Unidos el 15 de noviembre. AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La selección inglesa despedirá el jueves al histórico delantero Wayne Rooney en un encuentro amistoso frente al joven equipo de Estados Unidos 20:00 GMT (15:00 hora de Ecuador), en un Wembley lleno para decir adiós a su máximo goleador.

Rooney, de 33 años, hizo la última de sus 119 apariciones con la casaca nacional durante la fase de clasificación al Mundial de Rusia-2018, hace dos años, y ahora tendrá la oportunidad de despedirse con honores frente al país que lo ha acogido luego de abandonar el Everton rumbo a la Major League Soccer.

El máximo artillero de Inglaterra, con 53 goles, no pudo trasladar sus éxitos con el Manchester United a su selección, habiendo disputado tres Mundiales y tres Eurocopas y nunca habiendo sido capaz de superar los cuartos de final en la máxima competición.

Ello le llevó a retirarse internacionalmente en agosto de 2017 y, apenas unos meses después, Inglaterra volvió a unas semifinales 28 años después en Rusia. ¿El motivo?

“(Gareth Southgate) no tiene miedo porque muchos de los otros entrenadores no le dieron a los jóvenes verdaderamente la oportunidad de expresarse al llegar al equipo, de tener un impacto”, apuntó el delantero sobre el hoy técnico de los británicos.

A pesar de ello, Rooney insistió en que no se arrepiente de haber dejado el equipo un año antes del Mundial pero admitió que le sorprendió el desempeño de los suyos en Rusia.

“He visto durante dos años el talento que teníamos con estos jóvenes jugadores. Pensaba que el éxito llegaría no en esta sino en la próxima Copa del Mundo. Demostraron que me equivocaba haciéndolo tan bien (en Rusia)”, agregó.

El buen momento de forma de los ingleses continuó tras el evento al endosarle a España su primera derrota en un encuentro en competición oficial en 15 años en su propio territorio, al derrotarla 3-2 en Sevilla el mes pasado.

Ahora, tras la despedida de Rooney, se enfrentará el domingo a Croacia para intentar avanzar a semifinales de la recientemente creada Liga de Naciones.

Una segunda juventud

Tras abandonar el Everton durante el verano boreal, Rooney ha relanzado su carrera en el DC United de la MLS, donde llevó a su equipo del último puesto de la tabla a disputar los ‘playoffs’, aspirando incluso al premio de Mejor Jugador de la liga a pesar de haber participado únicamente en el último tramo del torneo.

“Pienso que cada federación debería premiar a los jugadores que han tenido una gran historia con sus equipos, con un partido de homenaje o de cualquier otra manera”, dijo el seleccionador interino de Estados Unidos, Dave Sarachan, en los días previos al choque luego de que la federación inglesa recibiera críticas por contar con Rooney antes del encuentro clave ante los croatas.

“No vino de vacaciones. Vino a ganar. Llegó en buena forma, se mantuvo sano y tuvo un impacto increíble para su equipo y nuestra liga”, agregó.

Sarachan podrá contar al fin con su estrella Christian Pulisic para el choque ante los ingleses así como ante los italianos el próximo 20 de noviembre.

El atacante de 20 años solo ha disputado 89 minutos con su equipo nacional en los últimos 13 meses pero se encuentra en un gran momento de forma con el Dortmund.

“(Rooney) era un tipo muy apasionado y me encantaba ver eso en él. Trabajaba muy duro y mi padre siempre me decía que era un buen jugador en el que fijarme. Sigo estando de acuerdo con eso”, apuntó Pulisic.

“Un hombre como él, que ha tenido una carrera tan exitosa... quiero justamente eso. Quiero tener una carrera larga, ser lo mejor que pueda y hacerlo lo mejor que pueda”, añadió.

El capitán Michael Bradley, por su parte, no fue citado para darle descanso luego de regresar a la escuadra en los últimos amistosos ante Colombia y Perú.

Inglaterra y Estados Unidos se han enfrentado en 10 ocasiones, con siete victorias para los primeros y solo dos para los norteamericanos, pero la última vez que se vieron las caras fue en Sudáfrica-2010, cuando Clint Dempsey selló el empate tras un tanto inicial de Steven Gerrard.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)